CRISIS, COVID Y DERECHO LABORAL

LA ASOCIACION DE ABOGADOS LABORALISTAS DE ROSARIO RECOMIENDA EL SIGUIENTE DOCUMENTO: “APORTES PARA LA GESTION DE LA PANDEMIA EN LAS PLANTAS INDUSTRIALES, CENTROS DE TRABAJO E INSTITUCIONES DE ALTO RIESGO DE CONTAGIO”

Realizado por Equipo de Asesoramiento Sindical “Non delega” – Abog. Luciana Censi, Dr. Mariano Mussi y Psic. Esteban Fridman – Rosario, 7 de Septiembre de 2020

A continuación desarrollaremos algunos puntos críticos en lo referente a la gestión de la pandemia por SARS CoV2 en contextos de trabajo, tanto en lo referente a las características de la población trabajadora industrial, a las metodologías diagnósticas y de tamizaje (screening) y a las posibilidades de intervención sindical.

Contextualizar

Una epidemia no se despliega de igual manera en un país, una provincia, una ciudad o un centro laboral. Las normativas y protocolos nacionales y provinciales sobre COVID están dirigidos a la población general de un territorio. Esta idea de “población general” desconoce los procesos particulares que se dan en distintos espacios sociales. Un ejemplo de esto son las instituciones educativas: si bien se encuentran contenidas en la “población general”, las escuelas constituyen un espacio de distribución de la epidemia claramente distinto a las actividades domésticas. Del mismo modo ocurre con el trabajo industrial u otros centros de trabajo  masivos. Cada centro industrial comprende entre 500 y 2000 trabajadores y trabajadoras, provenientes de entre 4 y 5 localidades diferentes, quienes se reúnen en un mismo espacio de trabajo durante períodos promedio de 8 horas. El uso de los elementos de protección personal contra SARS CoV2 disminuye conforme se prolonga la jornada laboral, y es ésta una de las razones por las cuales la OMS aconsejó jornadas de 4 horas para los trabajadores y trabajadoras de la salud. Por lo expuesto, los centros industriales constituyen una suerte de acumuladores de la epidemia, poniendo en contacto durante largos períodos de tiempo a un número importante de trabajadores y trabajadoras provenientes de diversas localidades, lo cual aumenta la circulación viral en un territorio mucho mayor que el de la propia planta, como ya fuera constatado en la empresa COFCO Timbues.

Intervención sindical

La situación epidemiológica de los centros de trabajo en nuestra provincia, no se encuentra visibilizada, analizada ni expuesta por el Estado ni el Ministerio de Trabajo cuya intervención debiera ser imprescindible; ello dificulta realizar un diagnóstico y determinar medidas sanitarias especificas con una política pública destinada a gestionar la pandemia que afecta a los trabajadores y trabajadores en sus centros de trabajo y su impacto en las poblaciones.

En tanto las necesidades de los y las trabajadoras no pueden esperar decisiones políticas que en el mejor de los casos llegan tardíamente, proponemos lo siguiente:

1.- Intervención de los comités mixtos de salud y seguridad laboral en todas las decisiones.

2.- Aislamiento del caso sospechoso, sin esperar a la confirmación de test positivo.

3.- Participación activa y fundamental del sindicato (delegado/as de base) en la determinación de los contactos estrechos; no dejar librado la definición al empleador y sus servicios médicos y de higiene y seguridad.

4.- Denuncias ante la ART de los casos positivos y ante el Ministerio de Salud (ley 15465).

5- Control estricto del cumplimiento del aislamiento de 14 días para los casos sospechosos, positivos y contactos estrechos, independientemente de los resultados de test negativos

6.- Implementación de métodos diagnósticos para COVID costeados por los empleadores. En este punto nos gustaría detenernos para realizar las siguientes consideraciones:

Los métodos son de dos tipos: el hisopado para PCR y las pruebas serológicas. En el primer caso, la PCR, hablamos de un método de baja sensibilidad que permite detectar fragmentos del virus. En lo referente a la sensibilidad, el hisopado para PCR detecta a 6 de 10 casos de COVID dentro de las 48 hs de iniciados los síntomas, y a 7 de 10 a los 7 días. Esto significa que es un método poco eficaz para realizar tamizajes: decimos que tiene una alta tasa de falsos negativos. Las serologías, que detectan respuesta inmune por anticuerpos, tienen una sensibilidad de cerca del 100%, tanto en los métodos tradicionales como en los test rápidos. Los anticuerpos contra SARS CoV2 pueden detectarse hacia el día 5 de la enfermedad. Esto implica que una prueba de anticuerpos positiva detecta a quien ya ha tenido la enfermedad y se curó y a aquel que está cursando el período agudo y que es contagiante. La prueba serológica combinada con hisopado para PCR constituye la mejor estrategia para las actividades de tamizaje o screening en plantas industriales e instituciones de alto riesgo.

En ese marco, la recomendación es realizar un testeo masivo de anticuerpos, para proseguir luego con un hisopado para PCR a aquellos que presenten anticuerpos positivos, y repetir este procedimiento una vez cada 15 días. Este abordaje permite combinar la potencia de las dos pruebas en términos de sensibilidad (dada por los anticuerpos) y el carácter infeccioso del caso positivo (dado por la PCR).

Esta recomendación tiene sus limitaciones:

a) La PCR puede permanecer positiva, aún en casos curados, durante más de 30 días (por persistencia de fragmentos virales no infectantes).

b) La combinación de las pruebas no permite detectar a los casos asintomáticos que no hayan producido aún anticuerpos. No obstante, la repetición del tamizaje cada 15 días acaba finalmente detectando todos los casos.

Equipo de Asesoramiento sindical “Non delega”

Abog. Luciana Censi, Dr. Mariano Mussi, Psic. Esteban Fridman

Bibliografía

1) https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/duration-isolation.html

2) SARS-CoV-2: The viral shedding vs infectivity dilemma Arabella Widders a, *, Alex Broom b , Jennifer Broom. https://www.idhjournal.com.au/article/S2468-0451(20)30028-6/fulltext

3) Diagnostic strategies for SARS-CoV-2 infection and interpretation of microbiological results G. Caruana 1 , A. Croxatto 1 , A.T. Coste 1 , O. Opota 1 , F. Lamoth 1, 2 , K. Jaton 1 , G. Greub. https://www.clinicalmicrobiologyandinfection.com/article/S1198-743X(20)30363-3/fulltext   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: