DEFINICIONES DE LA COAD HACIA EL PLENARIO DE SECRETARIXS GENERALES DE CONADU

LA ASAMBLEA DOCENTE DE COAD DEL 23 DE FEBRERO RESOLVIO EXIGIR LA INMEDIATA REAPERTURA DE LA MESA DE NEGOCIACION SALARIAL, PLANTEAR QUE EL SALARIO BASICO CORRESPONDIENTE A UN AUXILIAR DE PRIMERA EXCLUSIVA SEA IGUAL A LA CANASTA BASICA TOTAL (QUE PARA ENERO 2021 EQUIVALIA A $56.459.-) Y RECLAMAR LA COLOCACION DE UNA CLAUSULA GATILLO TRIMESTRAL QUE AJUSTE ESTE VALOR CON EL VALOR DE LA CANASTA BASICA DEL MES CORRESPONDIENTE.

RETOMAR EL CONCEPTO DE SALARIO MINIMO, VITAL Y MOVIL PARA CAMBIAR EL EJE DE LA DISCUSION SALARIAL

Las negociaciones salariales suelen discutirse en términos porcentuales y eso nos lleva a correr siempre detrás de la evolución de la inflación. La persistencia y agravamiento del escenario inflacionario ha concentrado la discusión salarial en torno de la pérdida y eventual recuperación de la capacidad de compra del salario, haciéndonos perder el horizonte.

En una economía sin inflación, ¿qué discutiríamos? Básicamente dos cosas: un salario mínimo garantizado de carácter universal y la ampliación de la cuota en materia de distribución del ingreso.

Un salario mínimo garantizado de carácter universal es una reivindicación histórica de lxs trabajadorxs argentinxs. El salario mínimo garantizado es un derecho consagrado en nuestra Constitución Nacional, en su artículo 14 bis desde 1957 y reglamentado por diferentes leyes y resoluciones a lo largo de la historia. Hoy en día la normativa está establecida por el Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil (CNEPySMVyM) de composición tripartita (gobierno, sindicatos y empleadores) dependiente del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

El salario mínimo vital es la menor remuneración que debe percibir en efectivo el trabajador o la trabajadora sin cargas de familia, en su jornada legal de trabajo, de modo que le asegure alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento. Esta magnitud se refiere al salario de bolsillo. A ello debe agregarse el aporte obligatorio a los sistemas jubilatorio, de obras sociales y la filiación sindical.

Cuando la discusión se limita a seguir el ritmo inflacionario se pierde de vista que la remuneración salarial debe garantizar, en primer término, el acceso a derechos básicos que tienen rango constitucional. Estos conceptos conforman el Salario Mínimo, Vital y Móvil cuya realización, como es fácil imaginar, supera largamente el actual monto de $21.600, muy cercano a la línea de la indigencia. Al momento de establecer la remuneración básica por el trabajo docente, es preciso considerar, también, los productos y servicios imprescindibles para la reproducción de nuestra fuerza de trabajo (por ej. materiales de estudio, herramientas tecnológicas).

Pretendemos destacar que, en última instancia, no es tan relevante lo que digan los índices de inflación, interesa en cambio el monto absoluto que un trabajador o una trabajadora necesita para vivir en armonía con el derecho consagrado por nuestra Constitución Nacional.

RAZONES PARA UTILIZAR LA CANASTA BASICA TOTAL (C.B.T.) COMO PARAMETRO

Desde el punto de vista de lxs trabajadorxs es necesario plantear criterios de debate y negociación salarial donde los porcentajes sean el punto de llegada. Por esta razón, nuestra Asamblea Docente (23/02/2021) estableció usar la Canasta Básica Total (CBT) como parámetro de la demanda salarial. La CBT incluye los siguientes conceptos:

  • Alimentación y Bebidas
  • Indumentaria y Calzado
  • Servicios de la vivienda
  • Equipamiento y Mantenimiento
  • Salud
  • Transporte y Comunicaciones
  • Esparcimiento
  • Enseñanza
  • Bienes y Servicios Diversos

Es importante tener presente que la CBT tiene ciertas limitaciones. Por un lado, porque la composición de la Canasta está desactualizada ya que – aunque actualizada por inflación – corresponde a la Encuesta Nacional de Hogares de 2004/05 (consultar ficha técnica Indec). Ello implica cierta desactualización en relación a las pautas de consumo (por ejemplo: telefonía e internet) y a los precios relativos (no contempla el impacto de los tarifazos de la era Macri). Por otra parte,  no resulta una herramienta taxativa de los productos y servicios imprescindibles para lxs trabajadorxs docentes (materiales de formación, tecnología, etc).

Pese a sus limitaciones, la Canasta Básica Total es una herramienta útil para dimensionar el poder adquisitivo de nuestros sueldos así como el del conjunto de lxs trabajadorxs, en función de los ítems que contempla y la valoración de su impacto en el salario real.

El valor en dinero de la CBT en el mes de enero de 2021 fue de $56.459.

Docentes piden reapertura de paritarias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: