UN CLASICO DEL CINE BELICO

POR FABIAN ARIEL GEMELOTTI

John Sturges adapta la novela de Jack Higgins y filma una de las mejores películas del cine bélico de todos los tiempos.

Elige a la élite del cine para los papeles fundamentales: Michael Caine, Donald Sutherland, Robert Duvall, Jenny Agutter, Donald Pleasence, Anthony Quayle, Larry Hagman, Tread Williams, Judy Geeson, Jean Marsh, Anthony Dawson.

El filme tiene esa cosa que nos gusta a todos los que amamos el cine de culto, tiene esa pasión por la aventura y te hace identificar con los personajes. Es cine del bueno, cine del paladar.

La idea es secuestrar a Winston Churchill. El coronel Redl recibe el encargo del secuestro. El almirante Canaris hace el encargo no muy convencido, piensa que Hitler está loco y que pronto se olvidará. Pero Relf investiga y llega a la conclusión que el plan se puede lograr porque Churchill estará de vacaciones en dos semanas en un pequeño pueblo costero inglés. Pero la misión es riesgosa y no cualquier escuadrón alemán puede realizarla.

El plan llega a la mesa de un SS, Himmler (magistral Pleasence) que dice que si el plan fracasa fusilará a Relf. Para la misión contactan a un grupo de paracaidistas indisciplinados que se hallan en un batallón de castigo (estos eran batallones alemanes donde iban a parar oficiales y soldados no muy devotos a Hitler y muy indisciplinados).

Los soldados aceptan porque si triunfan recuperarán el prestigio en el Ejército Alemán. Michael Caine interpreta al coronel Steiner del comando alemán que secuestrará a Churchill. En el pueblo inglés contarán con un espía que es un ex agente del IRA expulsado y que simpatiza con los alemanes por odio a Inglaterra. Donald Sutherland interpreta uno de sus grandes papeles en el cine. Un personaje descarnado, cruel y a su vez con un carisma que logra enamorar al espectador. 

Así se largan a la misión “suicida”. Los alemanes se disfrazan de paracaidistas polacos y usan un avión C-47 Dakota capturado y así podrán ingresar al poblado sin sospechas. Pero el coronel y sus soldados son leales al Ejército y aman a Alemania y debajo del uniforme polaco conservan el uniforme alemán. La idea es que si fracasan morir luchando como soldados y no manchar el honor como espías. 

Es un filme que habla del honor y la lealtad entre soldados. El pequeño batallón es aceptado en el pueblo creyendo que son polacos. Pero un incidente en un molino de agua los descubre como alemanes. Una niña cae al agua y es arrastrada y está a punto de ser destrozada por el molino. Un soldado del batallón se tira al agua con heroísmo y logra salvarle la vida. Pero el soldado es arrastrado por el agua y atrapado por el molino y muere y el uniforme polaco se rompe y queda el alemán visible. El coronel Steiner no tiene otra opción de tomar a los pobladores como rehenes y encerrarse en la iglesia del pueblo. Pero una joven huye para alertar a tropas norteamericanas estacionadas muy cerca. La joven es interceptada por una espia alemana y es herida, pero logra llegar a duras penas hasta el cuartel y da la alarma. 

Un inexperto e incompetente coronel se larga a la caza de los alemanes y no informa a los altos mandos. Conduce a sus hombres a luchar contra el experimentado coronel alemán y sus  soldados atrincherados en la iglesia. El coronel inexperto muere en la batalla y el mando pasa al experto capitán Clark (interpretado por Treat Williams) que le hace resistencia eficaz a los expertos alemanes. Acorralados los alemanes deciden soltar a los rehenes y luchar como soldados y resistir hasta la muerte así el coronel escapa por un pasaje secreto para cumplir la misión a la que fueron enviados. Steiner está decidido a secuestrar o en caso de no lograrlo asesinar a Churchill. Es un soldado y todo soldado debe cumplir por el honor con la misión por la cual fue enviado. Steiner logra llegar a la residencia donde se encuentra Churchill y desprovisto ya del uniforme polaco luce con orgullo su uniforme con medallas nazis. Y logra dispararle a Churchill pero es acribillado por el servicio de protección. Steiner está muerto y no mató a Churchill, sino a un actor muy parecido que era su doble, porque Churchill viajaba en ese momento a la Conferencia de Teherán para discutir el reparto de Europa entre los aliados tras la guerra. Hitler estaba ya casi derrotado y el reparto de Europa era inminente por las potencias en disputas. 

Es un filme a pura adrenalina y el honor no tiene bandos. Ese honor de guerrero del coronel Steiner podría ser de cualquier soldago heroico de cualquier nacionalidad, porque en la guerra hay hombres que luchan por sus convicciones y sobre todo por la lealtad a sus compañeros de batallón más que por la lealtad a una nacionalidad.

La frase que le dice un soldado del batallón al coronel Steiner es un resumen de lo leal en un batallón: “fue un honor estar a su mando Coronel”. Ese soldado sabe que va a morir y al irse el coronel por el pasaje secreto es acribillado. Es el honor y la lealtad, de eso se trata la amistad y la jerarquía de los guerreros en una guerra. 

La música del filme es de Lalo Schifrin y la excelente fotografía de Anthony B. Richmond y el guión es una excelente adaptación de la novela, guionado por Tom Mankiewicz. Es producida por David Niven y Jack Wiener. Es del año 1976 y dura 126 minutos. Productora: Columbia Pictures. Es un filme largo pero no te deja respirar un minuto. Un filme de los buenos, una película de culto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: