LAS ELECCIONES Y SUS INTERNAS

ROBERTO MIRABELLA – MARIA DE LOS ANGELES SACNUN – MARCELO LEWANDOWSKY POR LA LISTA «HACEMOS SANTA FE» EDUARDO TONIOLLI – ALEJANDRA RODENAS – AGUSTIN ROSSI POR LA LISTA «LA SANTA FE QUE QUEREMOS» -FOTOGRAFIA: «DIARIO UNO SANTA FE»

ESCRIBE ALBERTO CORTES

En las elecciones de 2019 primó en el seno del peronismo, en todas sus variantes, y también en muchos sectores no peronistas, la necesidad de derrotar a Macri. Su gobierno además de haber sido –como era previsible– Neoliberal y Alineado a los Intereses Norteamericanos, exhibió un grado de ineptitud, corrupción y deterioro de la calidad democrática y –valga la contradicción con su discurso– Republicana, muy por encima de lo que la imaginación de los más pesimistas habría supuesto.

Esto ayudó sin duda a unir -en el Frente de Todos o cerca de él- a una multiplicidad de corrientes que se habían mostrado divergentes y muchas veces enfrentadas, especialmente con posterioridad al conflicto del campo de 2008.
A esa unidad colaboró decisivamente la decisión táctica de Cristina Kirchner de no ir personalmente por la presidencia, a pesar de ser –individualmente– la figura política con mayor peso electoral propio del país. Pero al mismo tiempo, una de las que mayores resistencias y rechazos producía, inclusive hasta en algunos sectores que habían acompañado los primeros años del gobierno kirchnerista, y también a la misma Cristina en 2011.
Esa situación no está presente en cambio en las elecciones de este año. Se trata de una elección parlamentaria, donde no está en juego la conducción del Poder Ejecutivo Nacional -ni casi ningún otro ejecutivo- , sino la composición de la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado.

Claro está que cada propuesta electoral tratará de hacer pesar más en la mente de los electores las cuestiones que les ayuden a engrosar su propio caudal de votos, y relegar otras que puedan fortalecer a otras opciones políticas.
El oficialismo, además de ensalzar las virtudes del gobierno y relativizar sus lados oscuros, tratará de poner en valor su propia conveniencia de lograr una mayoría propia en la Cámara de Diputados y mantener o acrecentar la que ya tiene en la de Senadores, procurando polarizar artificialmente con la principal oposición de derecha, que hace lo propio.
Actualmente la mayoría en Diputados la puede alcanzar el gobierno solamente haciendo alianzas con terceros espacios –no propios, pero tampoco alineados con Juntos por el Cambio-. Sin embargo esas mayorías se pueden o se podrían alcanzar en el futuro de varias maneras. Así, si bien el oficialismo argumentó en su momento, por ejemplo, que no podría reunirla para aprobar una muy necesaria ley de expropiación de Vicentín; también es cierto que la debilidad de espacios que cuestionen, por ejemplo, el cheque en blanco al ejecutivo para la reestructuración de la deuda pública sin ningún tipo de investigación de su legalidad o la autorización de entrada al país de tropas norteamericanas, como ocurrió en enero de 2020; lejos de ayudar a una mejor defensa de los sectores populares, juegan en contra de ellos. Por supuesto que la pérdida de bancas en favor del macrismo y sus aliados perjudicaría a esos intereses. Pero hay otras opciones, mucho más interesantes todavía, que tanto el Frente de Todos como Cambiemos, tratan de ningunear. La grieta es el mejor negocio para los dos, aunque sea el peor para el país.
La provincia donde más ruido se ha producido en los preparativos para la elección ha sido Santa Fe. Por el alineamiento para las PASO dentro del Frente de Todos, que ha desplazado incluso, hasta cierto punto, la atención de los medios buenosairescéntricos que daban casi todo su espacio a la pugna dentro de Juntos por el Cambio entre radicales por un lado, y macristas “buenos” por otro–corridos ya casi de la escena los macristas leales a Macri– en Capital y Provincia de Buenos Aires. O a otros debates en esos distritos.
A contramano del criterio general del Frente de Todos, de presentar una sola lista para las P.A.S.O. de diputados nacionales (y en el caso santafesino, este año, también senadores), terminaron presentándose dos.
Los peronistas y simpatizantes que quieran abrevar a este espacio, pero que a la vez sean conscientes de que muchos de los dirigentes que ostentan dicha camiseta, tienen un pensamiento en realidad más cercano al de Macri (o a Menem) que a las banderas de justicia social, soberanía política e independencia nacional, se verán en figurillas para decidirse entre esas dos listas.
Por un lado el gobernador Perotti, que está en el Partido Justicialista, pero que seguramente se sentiría igual o más cómodo en el PRO; promueve, e incluso integra una de las listas. Ha logrado para la misma, no solamente el respaldo del presidente de la República, sino también el de la vicepresidenta, a quienes muchos creen liderando el ala izquierda del peronismo. Y en muchos temas es así. En éste, evidentemente no.
El renunciado ex Ministro de Defensa, Agustín Rossi encabeza la otra lista. El “Chivo” ha tenido históricamente posiciones mayoritariamente progresistas dentro del peronismo, y del cual inclusive tomó distancia durante unos años cuando el Partido Justicialista era manejado por Menem, con una impronta claramente neoliberal. También la integra el Movimiento Evita. Pero la sorpresa para los que crean que esta es una lista progresista viene al mirar el segundo término de fórmula para el Senado.
La actual vicegobernadora, que ocupa esa precandidatura, responde al Nuevo Espacio Santafesino liderado por el Senador Provincial por San Lorenzo, Armando Traferri. Éste ocupa su banca desde el 2003, es decir va por su quinto mandato, como muchos de los 19 senadores provinciales, uno por departamento. En 2012 éstos cambiaron con el entonces gobernador Bonfatti, la aprobación de la reforma tributaria, por enormes subsidios que maneja discrecionalmente cada uno de ellos y que en los hechos les garantizan –al menos en los 17 departamentos menos poblados-, un poder de fuego electoral que los hace imbatibles en sus respectivos feudos.

Traferri está acusado, con abundantes pruebas, de ser el organizador de una estructura vinculada al juego ilegal y a la corrupción institucional en Santa Fe. También han comenzado a aparecer relaciones de esa estructura con otra vinculada al narco. Se acaba de reabrir además otra causa contra el senador provincial, por manejo irregular de los subsidios. Sólo el artículo 51 de la superobsoleta Constitución provincial sumada a la cobertura que le dan otros senadores –cortados con similares tijeras– ha impedido hasta ahora que sea procesado.
La misma lista de Rossi, supuestamente “progresista”, la integra además el sector ligado a Sergio Massa, representado por Oscar “Cachi” Martínez.
Como vemos, en Santa Fe, los que no teniendo un pensamiento neoliberal se empecinen en votar al Frente de Todos, estarán obligatoriamente en el Tren Fantasma. Sólo pueden elegir si sentarse en los asientos de la izquierda o los de la derecha. Qué por añadidura, no está nada claro cuáles son cuáles.

Juntos por el Cambio y el Frente Progresista, con varias listas cada uno, han venido intercambiándose figuritas. Ha habido dirigentes que hasta último momento no se sabía en cuál de los dos frentes jugaría o que especulaban con hacerlo con uno en las elecciones de diputados nacionales y con otro en las de concejales. Todo preanuncia que estos frentes son dos caminos convergentes hacia un frente futuro de toda la derecha – que por supuesto no admitirá esa caracterización ni rótulo, como ocurre usualmente con toda la derecha del mundo – que se formalizará en 2023.
Está claro que la transformación social progresiva o la Patria Justa, Libre y Soberana no está en ninguno de esos lados de la grieta.

MARCELO NESTOR LEWANDOSWKY – AGUSTIN OSCAR ROSSI – FEDERICO ANGELINI – CAROLINA LOSADA – MAXIMILIANO NICOLAS PULLARO – JOSE MANUEL CORRAL – CLARA GARCIA – RUBEN HECTOR GIUSTINIANI

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: