JOSE PABLO FEINMANN, EL ULTIMO INTELECTUAL QUE NOS QUEDABA

JOSE PABLO FEINMANN (29 DE MARZO DE 1943 – 17 DE DICIEMBRE DE 2021)

ESCRIBE FABIAN ARIEL GEMELOTTI

Pablo Feinmann fue un intelectual de izquierda, pero sobre todo crítico y coherente. Todo lo abordaba desde el cine. Tuvo su ciclo de cine en el canal estatal durante el kirchnerismo. Pero sobre todo escribía con estilo. Siempre lo dije y escribí que Feinman y Sebreli sobresalen sobre el resto. En un escritor lo que importa es el estilo y la impronta más allá de su pensamiento.

Feinmann fue también muy crítico de la cultura peronista, Ay, Juancito su guión para el filme de Olivera fue de lo más crítico de los vínculos de Perón y cierta corrupción que nadie desde adentro del peronismo nunca se animó a escribir.

Feinmann era muy lector, leía todo. Sabía todo. Miraba todo el cine. Tengo sus libros de cine y me impresiona lo que sabía de cine Norteamericano. Y una vez dijo que el cine Norteamericano era el único cine de izquierda y que el cine argentino siempre fue funcional al teatro. Odiaba el teatro, eso está en sus libros de cine. Siempre me sorprendían sus ciclos y esa claridad de explicar lo difícil con palabras fáciles.

No era Horacio González que nunca se le entendía nada, a Pablo uno le entendía. Peronista pero no obsecuente. Peronista pero intelectual. El último intelectual que le quedaba al peronismo, a este peronismo actual tan vacío de intelecto y tan mediocre representado por Alberto Fernández que es una burla al peronismo intelectual. Pero eso ya es otro tema para otro escrito.

Feinmann fue uno de los pocos intelectuales de izquierda en reivindicar al Sarmiento intelectual. Siempre sostenía que el Facundo debería ser el libro nacional, no el Martin Fierro. Hablaba de Sarmiento con cariño pero remataba diciendo: «era un hijo de puta que escribía muy bien». No es fácil escribir muy bien y no es fácil hacerse comprender. Muy pocos escritores lo logran. Sarmiento fue uno de los pocos en lograr divertir con sus escritos y manejar un estilo muy de los escritores de aventura al estilo Verne y Salgari. 

Murió Pablo Feinmann y estoy apenado. Lo admiraba muchísimo. Lo leo desde los noventa en las contratapas del Página/12. Pero sus guiones de cine me alucinaron en los ochenta. En los ochenta era difícil conseguir sus libros agotados, y no estaban en las bibliotecas públicas.

En la Universidad los docentes hablaban de Pablo pero solamente alguna fotocopia por ahí llegaban a mis manos. Pero Últimos días de la víctima me enloqueció. El guión era de Pablo basado en su novela que recién leo por primera vez en los noventa. Pablo, ese tipo de culo grande y cabello largo y siempre en el barro de la filosofía. Con la muerte de Pablo se va un pedazo de mi vida. Van muriendo los que saben y piensan.

Y el peronismo se va embruteciendo y haciendo mediocre. Estamos quedando muy solos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: