LA GUERRA DE LA CUADRUPLE INFAMIA Y LA CONFORMACION DE UN REVISIONISMO LATINOAMERICANO

GUERRA GUASU – LA GUERRA DEL PARAGUAY (HACIENDO CLICK CAPITULO I PRODUCCION AÑO 2013 DE LA TV PUBLICA, DIRIGIDA POR ALEJANDRO FERNANDEZ MOUJAN Y PABLO REYERO)

ESCRIBE JULIAN OTAL LANDI

La Guerra del Paraguay –también conocida como Guerra de la Triple Alianza, Guerra Grande o Guasú, en Paraguay– fue la contienda más larga y sangrienta de toda la historia de América Latina. Enfrentó a la Triple Alianza –Argentina, Brasil y Uruguay– contra el Paraguay, duró más de cinco años (1864-1870) y se llevó consigo miles de muertos en batallas y epidemias, la mayoría de ellos paraguayos. El país guaraní quedaría devastado económica y demográficamente, e intervenido políticamente por los aliados. Fue, sin lugar a dudas, la guerra más cruenta y la más impopular.

Se entiende que para poder llevar adelante un emprendimiento bélico de semejante envergadura se debe contar con el apoyo popular: eso no fue precisamente lo que aconteció en el caso argentino, en un Estado que había sido relativamente reciente unificado –con fuertes secesiones y enfrentamientos de por medio– a través de un “cuadernito” –así solía definir Juan Manuel de Rosas a los defensores de la conformación de una constitución nacional– que, sin embargo, aún limpiaba sus heridas luego de años de “guerra de policía” llevada a cabo por Bartolomé Mitre a los fines de asegurar la cohesión a la fuerza.

Historiográficamente, la Guerra de la Triple Infamia constituye un hito que demuestra que es posible desarrollar un revisionismo latinoamericano. El revisionismo histórico argentino, muy popular en la sociedad a partir de la década de los 60, supo construir un sentido común que logró voltear los viejos lineamientos históricos desarrollados por la “Historia oficial” –la vieja historia mitrista que se reproducía en las escuelas y en los sectores académicos “renovados” en las primeras décadas del siglo XX, a través de Ricardo Levene y otros exponentes de la denominada “Nueva Escuela Histórica”. El drama de aquella guerra que había permanecido en la memoria colectiva, por su carácter genocida hacia un pueblo hermano, ya había sido recuperado por historiadores y literatos en la década de 1920: desde el trabajo del mexicano Carlos Pereyra (Solano López y su drama), hasta la olvidada pero brillante trilogía que dedicó Manuel Gálvez a esta dolorosa tragedia con Los caminos de la muerte, y sería revisitada con vigor en los sesenta, en una época signada por los dilemas de “liberación o dependencia”, la amenaza del imperialismo y las luchas ante los gobiernos de facto que regaban a la Patria Grande.

La Argentina desde 1955 contaba con la proscripción del partido mayoritario y sufría una profunda ola represiva sobre trabajadores, trabajadoras y sectores populares. La inestabilidad política mostraba la farsa electoral al desplegarse dictaduras militares –“Revolución Libertadora”, “Revolución Argentina”– y endebles gobiernos pseudodemocráticos tutelados –decimos pseudo por el simple hecho de que se hacían elecciones con proscripción del peronismo. En dicho contexto, revisitar los prolegómenos y el desarrollo de la Guerra de Paraguay era necesario para reforzar la tesis de la asociación de intereses entre la oligarquía y los partidos liberales con el imperialismo, a los fines de imponer por la fuerza el libre comercio. También expresaba el desarrollo de un “nuevo” revisionismo que analizaba la historia teniendo en cuenta al Pueblo como vector. Un Pueblo que había visto su ocaso en Caseros con la derrota del rosismo –ahora asociado con la derrota del peronismo en el 55– pero que había resistido los avances del liberalismo a través de caudillos federales que terminaron significando los resistentes a la leva fratricida que quería conducir el mitrismo para morir en la guerra infame.

La llegada del revisionismo por entonces respondía a una necesidad que satisfacía a todos los sectores: los obreros adquirían una historia sin vericuetos ni pretenciosa y límpida cientificidad a través de la colección de La Siringa editada por Peña Lillo, o bien lecturas pertenecientes a la izquierda nacional con los libritos de Coyoacán, editado por el “Colorado” Ramos. José María Rosa se convertía en “el historiador del Pueblo”, ya que su éxito era tal que por entonces no se trataba de estar a favor o en contra de Rosas, sino a favor o en contra del relato histórico del Pepe. Su prosa afilada seducía a una juventud con necesidad de dar vuelta la taba. Como muestra, vale un botón: la militante Graciela Daleo –una de las fundadoras de lo que luego será Montoneros– reconoció que su acercamiento a la problemática política social no fue por leer a Lenin, Trotsky o Marx: ni los había leído. Lo que había provocado una movilización interna y hasta ontológica fue a través de la lectura de La Guerra del Paraguay y las montoneras argentinas de José María Rosa (Campos, 2017). Ese exitoso libro había sido el resultado de numerosos artículos publicados en el popular semanario Mayoría.

La importancia simbólica de la Guerra de la Triple Infamia se traduce –para el centenario del acontecimiento– en numerosas publicaciones alusivas desde los sectores académicos pero, sobre todo, desde las diversas corrientes militantes. Además del mencionado trabajo de Rosa, se destacan desde el nacionalismo Proceso a los falsificadores de la Guerra del Paraguay del ex-forjista Atilio García Mellid; Felipe Varela de la dupla revisionista peronista Rodolfo Ortega Peña y Eduardo Luis Duhalde; El revisionismo y las montoneras de Fermín Chávez; y La Guerra del Paraguay desde la izquierda, de la mano de León Pomer. Este último resultaría chivo expiatorio para acusaciones de infiltración marxista en el Revisionismo Histórico argentino, cuando el nacionalista Juan Pablo Oliver (1969) reaccionaba con un artículo virulento publicado en el Boletín del Instituto de Investigaciones Históricas Juan Manuel de Rosas, acusando de lopista a Pomer: “La presente apuntación bibliográfica es motivada por una corriente publicitaria (…) caracterizada por la sistemática tergiversación de los sucesos de 1865, obedeciendo a la táctica comunista de infiltración en las corrientes nacionales de los países que denominan ‘coloniales o dependientes’. Su objetivo no lo constituye, desde luego, la investigación veraz del pasado, sino la divulgación de una serie de mitos o esquemas confeccionados con exclusivas finalidades de proselitismo marxista. Esta, de Pomer, no aporta elementos inéditos o argumentación novedosa, pero acentúa respecto a sus congéneres una cruda desolación espiritual y absoluta apatía ante cualquier actitud nacional”. La denuncia tenía como objetivo acusar una infiltración dentro del propio Instituto, ya que consideraba de la misma calaña a Ortega Peña y a Duhalde, y responsabilizaba de popularizar la desviación histórica a José María Rosa –“un publicista de fanta historia”. El artículo –con alto tono macartista– armó un fuerte repudio, donde salieron a replicar Fermín Chávez, Faustino Tejedor y, desde luego, los aludidos Peña y Duhalde. Llamativamente, la revista, que brindaba el espacio para las réplicas, no solo le daría espacio para que respondiera Pomer, sino que además le dejaría la última palabra a este último. Este acontecimiento no solo mostraba cómo se manifestaba la influencia de la Doctrina de la Seguridad Nacional y su noción de subversión, sino que también ponía de relieve la disputa entre diversos historiadores por el mote revisionista que brindaba cierto status simbólico de gran capital en la época (Otal Landi, 2016).

A partir de esa época se demostró que era posible construir un revisionismo latinoamericano. Las obras de los historiadores mencionados se nutrían de las obras denuncialistas –y, por ende, revisionistas– del Uruguay y del Paraguay. Apoyándose sobre todo en el monumental aporte de Luis Alberto de Herrera, los revisionistas encontraron en su bibliografía un manantial de documentos que mostraban la infame diplomacia británica y la injerencia del mitrismo en los asuntos orientales. Como demuestra el actual trabajo de Juan Godoy, fue necesario colocar un gobierno en el Uruguay como el de Flores para poder articular el posterior acuerdo que destruyera al Paraguay. Derrocando al gobierno de Berro –perteneciente al partido blanco, del que Herrera será un referente destacado en el siglo XX– se posibilitaron las condiciones para que el Imperio de Brasil influyera en las decisiones políticas y sacara provecho luego con la matanza guaraní. Dicho aporte, sumado a los trabajos del mencionado historiador mexicano Carlos Pereyra y el paraguayo Julio Cesar Chaves, más las denuncias contemporáneas realizadas por figuras tales como Juan Bautista Alberdi, José Hernández o Andrade, la bibliografía en torno a la guerra es inevitable. De esta manera, el crimen de la guerra sirvió para que los americanos que sueñan con la Patria Grande vean un espejo de la realidad que se vislumbra con nitidez en contextos de avances de gobiernos populares y se empaña en tiempos de gobiernos conservadores.

En tiempos actuales, tan oscuros y lúgubres para el ideario nacionalista y latinoamericano, el libro de Juan Godoy La brasa ardiente contra la cuádruple infamia constituye un aporte notable que, siguiendo la tradición revisionista, es dirigida al gran público: al obrero, al estudiante, al militante que aun entiende que la Patria es un jardín que florece cada vez que alguien entiende nuestra historia conjunta, sin prismáticos intencionales. Godoy es doctor de Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata, magister y especialista en Metodología de la Investigación en la Universidad Nacional de Lanús y licenciado en Sociología de la UBA. Es autor de numerosos trabajos vinculados al Pensamiento Nacional y de un libro imprescindible dedicado a la experiencia de FORJA: La FORJA del nacionalismo popular (Punto de Encuentro, 2015). Nutrido de sendas lecturas vinculadas al revisionismo histórico y la izquierda nacional, Juan Godoy le brinda al lector y la lectora la posibilidad de comprender las causas de la guerra, la injerencia concreta de los intereses británicos –de ahí la denominación de “cuádruple” en lugar de “triple”– y, sobre todo, la resistencia popular y la solidaridad de las provincias hacia el país hermano que sería abatido cruelmente ante la indiferencia de Urquiza. La lectura es amena –cada capítulo abre con un fragmento de deliciosos versos de Ramón Ayala– y ordenada: el gran aporte de Godoy es el relevamiento de cada una de las revueltas que se dan a lo largo y ancho de la Argentina en repudio al llamado de la Guerra. Y con inobjetable claridad y precisión demuestra por qué Gran Bretaña es su principal beneficiaria. De esta manera, Godoy, con un fuerte poder de análisis hermenéutico y de síntesis que invita a profundizar en los autores citados, logra su cometido, que es mostrar que nuestra realidad americana se encontraba y se encuentra atravesada por la dicotomía “civilización versus barbarie” y que, para alcanzar nuestra descolonización pedagógica, requerimos primero quitarnos las anteojeras, para luego, quizás, empezar a construir una epistemología desde nuestra periferia -tal como propuso Fermín Chávez-.

“La Guerra del Paraguay” es el mejor ejemplo de cómo establecer un revisionismo de corte latinoamericano, porque ese tristemente célebre acontecimiento sirve para visibilizar los proyectos sociales en pugna. Desde mi humilde opinión, le faltaría un capítulo donde profundizar los discursos historiográficos que continúan siendo disputas de sentido. Si bien el trabajo de Godoy logra su cometido recuperando una basta tradición revisionista del mejor legado de Rosa, Chávez, Pomer, Abelardo Ramos, Hernández Arregui, Ortega Peña y Duhalde, y de nuestro vigente –y tan necesario– Galasso, habría sido enriquecedor poner sobre el tapete las discusiones en torno a la Guerra que se dieron en los últimos años: el trabajo notable de Viviana de Civitillo que ha integrado y presidido numerosas mesas de discusión y congresos en torno a la Guerra Guasu merece una reflexión desde nuestra posición; o el reconocido –y polémico– trabajo del historiador brasileño Francisco Doratioto (2004) que con su obra Maldita guerra revitalizó un fuerte debate dentro de Brasil en cuanto al rol genocida del por entonces Imperio de Pedro II; o bien para discutir las conclusiones de Da Mota Menezes (2021) que asevera que Inglaterra no participó de la contienda. Pero sobre todo debemos dar una respuesta ante la posición de la investigadora María Victoria Baratta (2014), quien intenta rebatir toda la bibliografía revisionista bajo el endeble argumento de que encierra miradas “conspirativas”, “maniqueas” y “anacrónicas”.

Necesitamos, entonces, acompañar la propuesta de Godoy y de tantos nuevos productores y reproductores del Pensamiento Nacional para enfatizar el carácter latinoamericano, a los fines de recuperar la mística sesentista que ponía sobre el tapete una realidad que la doctora Baratta y varios cientistas sociales –preocupados por sumar papers para su currículum y hacer el cursus honorum a espaldas de la realidad social– no quieren reconocer: como decía don Arturo Jauretche, “la política es la historia del presente, y la historia es la política de épocas pasadas”.

REFERENCIAS

Campos E (2017): Cristianismo y revolución. El origen de Montoneros. Buenos Aires, Edhasa.

Oliver JP (1969): “Rosismo, comunismo y lopismo”. Boletín del Instituto Juan Manuel de Rosas de Investigaciones históricas, 4, Segunda época.

Otal Landi J (2016): “El conflicto de los ‘ismos’ dentro del Revisionismo histórico y en torno a la Guerra del Paraguay”. RHPT, 3.

Doratioto F (2004): Maldita Guerra. Buenos Aires, Emecé.

Da Mota Menezes A (2021): Inglaterra no provocó la Guerra del Paraguay. Asunción, Intercontinental.

Baratta MV (2014): “La Guerra del Paraguay y la historiografía argentina”. Historia da historiografía, 7(14).

Julián Otal Landi es profesor de Historia (ISP “Dr. Joaquín V. González”) y autor de artículos vinculados a la historia de la historiografía argentina y de los trabajos Vibración y Ritmo. Sandro, el padre del Rock and Roll en Argentina (2020) y El joven Fermín Chavez (2021).

FUENTE: Revista Movimiento N° 37 – Enero de 2022

EL SUEÑO MACRISTA: VOLVER A LA FRANCIA DE 1791 CON LA LEY DE ISAAC LE CHAPELIER

EL NUEVO AÑO NOS TRAJO COMO REGALO ALGUNAS REVELACIONES DE HECHOS POLITICOS DEL PASADO RECIENTE EN LA REPUBLICA ARGENTINA. NADA MEJOR QUE VOLVER UN PAR DE CENTURIAS HACIA ATRAS Y ENCONTRARNOS CON ESTA NORMATIVA QUE SE PARECE MUCHO A LO QUE ALGUNOS SECTORES DE LA VIDA NACIONAL DESEAN IMPONER

LEY LE CHAPELIER DEL 14 DE JUNIO DE 1791 – TEXTO COMPLETO

Art.1º. Siendo una de las bases fundamentales de la Constitución francesa la desaparición de todas las corporaciones de ciudadanos de un mismo estado y profesión, queda prohibido establecerlas de hecho, bajo cualquier pretexto o forma que sea.
Art2º. Los ciudadanos de un mismo estado o profesión, los empresarios, los que tienen comercio abierto, los obreros y oficiales de un oficio cualquierano podrán, cuando se hallaren juntos, nombrarse presidentes, ni secretarios, ni síndicos, tener registros, tomar acuerdos o deliberaciones o formar reglamentos sobre sus pretendidos intereses comunes.
Art3º. Queda prohibido a todas las corporaciones administrativas o municipales cualquier solicitud o petición en nombre de un estado o profesión y darles respuesta alguna; igualmente se les ordena declarar nulas las deliberaciones que podrían haber sido tomadas de este modo y vigilar cuidadosamente para que no se les dé curso ni ejecución.
Art4º. Si, contra los principios de la libertad y la Constitución, ciudadanos pertenecientes a la misma profesión, arte u oficio tomaran deliberaciones o hicieran entre ellos convenios tendiendo a rehusar concertadamente o a no acordar más que a un precio determinado el concurso de su industria o de sus trabajos, dichas estas deliberacio­nes y convenios, acompañados o no de juramento, quedan declarados inconstitucionales, atentatorios contra la libertad y los derechos del hom­bre y sin ningún efecto. Las corporaciones administrativas y municipales quedan obligadas a declararlos de dicho modo. Los autores, jefes e instigadores que las hubieren provocado, redactado o presidido, serán citados ante el Tribunal de policía a requerimiento del procurador del Municipio, condenados cada uno de ellos a 500 libras de multa y suspendidos durante un año del ejercicio de todos los derechos de ciudadano activo y de la entrada en las Asambleas primarias.
Art5º.  Queda prohibido a todas las corporaciones administrativas y municipales, bajo pena a sus miembros de responder en nombre propio, de responder en nombre propio, emplear, admitir o tolerar que se admita en los trabajos de su profesión en cualquiera obra publica, aquellos realizados por empresarios, obreros u oficiales que hubieren provocado o firmado dichas deliberaciones o convenios, salvo el caso en que por propia iniciativa, se hubieran presentado al escribano del Tribunal de policía para retractarse o desdecirse.
Art. 6º. Si tales deliberaciones, convocatorias, pasquines o circulares contuvieran amenazas contra los empre­sarios, artesanos u obreros o los jornaleros forasteros que vinieren a trabajar al lugar, o contra aquellos que se contentaran con un salario inferior, todos los signatarios de las actas o escritos serán  castigados con una multa de 1.000 libras cada uno y tres meses de prisión.
Art. 7º. Los que usaren de amenazas o violencias contra los obreros que hagan uso de la libertad concedida por las leyes constitucionales al trabajo y a la industria, serán perseguidos por la vía criminal y castigados según el rigor de las leyes como perturbadores del orden publico.
Art. 8ºTodas las manifestaciones compuestas por artesanos, obreros, oficiales, jornaleros o promovidas por ellos contra el libre ejercicio de la industria y el trabajo, pertenecientes a cualquier clase de personas y bajo cualquier tipo de condiciones convenidas de mutuo acuerdo o contra la acción de la policía y la ejecución de las sentencias tomadas de esta manera, así como contra las subastas y adjudicaciones públicas de diversas empresas serán consideradas manifestaciones sediciosas y como tales serán disueltas por los agentes de la fuerza pública, tras los requerimientos legales que les serán hechos y después con todo el rigor de las leyes contra los autores, instigadores y jefes de dichas manifestaciones y contra todos aquellos que hubieran actuado por vía de hechos o realizado actos de violencia. [1]

Duvergier, J.B. Collection complète des lois, décrets, ordonnances… de 1788 à 1824, III, 2ª Ed. Paris, 1834, en Fernando Prieto, La Revolución Francesa, Colección La Historia en sus Textos – Ediciones Istmo, Madrid, 1989, Págs. 84-86[2]


[1] El sentido de esta ley aparece más claro en la nota explicativa que la Asamblea aprobó el mismo día que dice: “La Asamblea Nacional, considerando que el decreto que acaba de aprobar no concierne a las Cámaras de Comercio, ha continuado con el orden del día”(Nota de Fernando Prieto)

[2] Las negritas son de Geografía e Historia y Escuela

TAMBIEN LEGISLARON CONTRA LOS TRABAJADORES EN MATERIA PENAL

El Maestro Mexicano De la Cueva, considera «que la Ley de Chapelier fue la declaración de guerra que lanzó el Estado individualista y liberal burgués a los trabajadores. Y agregamos ahora que sirvió para que los obreros tomaran desde entonces conciencia de que su redención tendría que ser obra de ellos mismos…»

No sólo quedó prohibida la coalición de trabajadores, sino que dicha conducta estaba Tipificada como Delito en el Código Penal Francés de 1810, cuyo Artículo N° 415 señalaba:

«Toda coalición de trabajadores para suspender conjuntamente el trabajo en un taller, impedir el ingreso o la permanencia en él antes o después de una hora determinada, y en general, para suspender impedir o encarecer el trabajo, si ha habido una tentativa o principio de ejecución, se castigará con prisión de uno a tres meses. Los jefes o promotores serán castigados con prisión de dos a cinco años».

FUENTE: HISTORIA Y GEOGRAFIA – Geografía e História y Escuela – Espacio de Trabajo en Internet – Andalucía

KILLING – FOTOHISTORIAS ESCALOFRIANTES

LA FOTONOVELA ES UN GENERO NARRATIVO RELACIONADO EN SUS CARACTERISTICAS TECNICAS CON LA HISTORIETA Y EL CINE

POR FABIAN ARIEL GEMELOTTI

Su origen se remonta a 1947 en Italia cuando nace la primera fotonovela de amor. El Fumetto Nero Italiano (historias fuertes de sexo y violencia) le da otra vuelta de tuerca y en 1960 en Italia nace la historieta y fotonovela negra, tomando prestado del policial negro norteamericano su forma y técnica narrativa.

En Italia surge Killing con «ll», acá en Argentina la conocimos como Kiling con «l», la fotohistoria escalofriante que cautivó a generaciones enteras. Este es un recorrido histórico de la fotonovela y de Killing o Kiling, según como nos guste nombrarla. 

La novela berreta estadounidense (el pulp literario, por la calidad del papel de los químicos que ponía amarillento al papel enseguida) es también un antecedente de la fotonovela. El pulp contaba historias de bandoleros, policiales y sexo. El dime novels y los penny dreadfuls son los antecesores del pulp norteamericano. El pulp tiene su apogeo entre 1920 y 1950. 

La fotonovela (o fotohistoria) es una narración en fotografías, tomando de la historieta el formato de los diálogos y del cine la sucesión de imágenes. Todo en blanco y negro, con actores y actrices. Generalmente la fotonovela abarca temas de amor y ternura y su consumo era exclusivo de mujeres. Pero también hubo otras fotonovelas, donde el sexo, el crimen y la muerte cautivaron a otro tipo de lector.

Así surge en 1966 en Italia, Killing. Es un asesino, un ladrón y mata a quien se interponga en su camino. Usa un traje negro pegado al cuerpo con un esqueleto dibujado y una máscara de una calavera deformada con una sonrisa perversa. La violencia en Killing se toma del fumetto, donde mata y goza de esas muertes. Hay goce en matar, pero nada es gratuito en Killing.

Primero tortura a sus víctimas, criminales como él (todo en un mundo sombrío, oscuro y perversidad), y después los mata  Dana es la amiga y cómplice de Killling, una mujer con un cuerpo perfecto, sensual y perversa. Dana mata también, siempre semidesnuda apuntando con su arma. Killing es el asesino perfecto, un diabólico personaje que disfruta lo que hace.

La historia sufrió mucha censura en muchos países, y en Argentina estuvo prohibida durante la dictadura. Es una historia de culto, bien trabajada en su fotografía y de excelentes guiones. En español la editorial Record la pública por primera vez en 1971, y fue un suceso para adultos. Tiempos en que la pornografía era escasa, Killing vino a llenar ese vacío con sus historias cargadas de sexo y violencia.

En Estados Unidos Killing llega 36 años después del último número italiano y pasa a ser Sadistik (derechos adquiridos por Mort Todd en 2005), y hay un excelente documental norteamericano The Diabolikal Super Kriminal que cuenta todo sobre la fotonovela.

El personaje de Killing, es un proyecto editorial que a mediados de 1965, Ponzoni Editore de Milano empieza a elaborar. Rosario Borelli se hace cargo de la dirección del proyecto. Se hizo un casting de actores para el personaje y de actrices. Nunca nadie vio el rostro del actor que interpretaba a Killing durante los años de publicación.

El 15 de marzo de 1966 se larga al mercado la fotonovela, y Killing se transforma en un suceso editorial. Pero la censura, la prohibición y la falta de publicidad en diarios va declinando el éxito y Killing deja de salir.

El 29 de marzo de 1969 es su último número en Italia. Dos años después llega a la Argentina y Record distribuye a toda América. La identidad y rostro de Killing es revelada en 2007, el documental The Diabolikal Super Kriminal muestra el rostro del actor que hizo de Killing: Aldo Agliata.

En el documental, al final luego de la entrevista se saca la máscara. Fue un actor desconocido y su fama ocultada por una máscara. Hoy en día es dueño de un Club Privado para gente adinerada. Killing fue una fotonovela que perdura en el tiempo. Fue una de las mejores historias del crimen y del sexo. En Ediciones Record en Argentina, se podía ver una teta gracias a Killing y eso era un logro en los años Setenta, preludio al horror y muerte real de la Dictadura Genocida instaurada en el país el 24 de Marzo de 1976.

DENUNCIA DEL SINDICATO LAB DE EUSKAL HERRIA

COLABORACION DE EMPRESAS VASCAS EN LA COLONIZACION DEL SAHARA OCCIDENTAL A MANOS DE MARRUECOS

El SINDICATO LAB DE EUSKAL HERRIA denuncia la implicación de Empresas Vascas en actividades empresariales Marroquíes en Territorios Saharauis ilegalmente ocupados.

Concretamente las Empresas Vascas Gamesa, Ormazabal o Ingeteam están implicadas en la construcción de parques eólicos que Marruecos construye en el territorio ocupado del Sáhara Occidental.

Estas empresas suministran la energía imprescindible para la explotación ilegal de recursos naturales, tales como fosfatos, pesca o explotaciones agrícolas. La legalidad internacional prohíbe expresamente estas actividades y las recientes sentencias del Tribunal General de la Unión Europea han ratificado la nulidad de los acuerdos comerciales y de pesca que la Unión Europea ha firmado con Marruecos por esta misma razón.

El buque Monika, de bandera holandesa, tiene previsto cargar componentes industriales con destino a los parques eólicos que Marruecos construye en el territorio ocupado del Sahara Occidental.

Últimamente, hemos venido denunciando el papel internacional que juegan las empresas de Euskal Herria, habiendo adquirido centralidad en este debate las obras de construcción del tranvía que está llevando a cabo CAF en tierras palestinas ocupadas ilegalmente. En el sindicato LAB no queremos que se construya un tranvía que unirá colonias en tierras ilegalmente ocupadas a Palestina, pero tampoco que se produzcan explosivos que se distribuyen por todo el mundo, tanques para el Ejército israelí, helicópteros para el Ejército de Estados Unidos o empresas vascas que sean cómplices de la vulneración de los derechos del pueblo Saharaui. Reivindicamos que las empresas estén enraizadas en el territorio, que garanticen unas condiciones de trabajo y de vida dignas, que respeten los derechos humanos en Euskal Herria y fuera de Euskal Herria y que garanticen la sostenibilidad del planeta.

Por todo ello, el sindicato LAB se suma a las movilizaciones convocadas por la comunidad saharaui en Euskal Herria como muestra de repulsa por la participación de entidades vascas en el expolio ilegal de los bienes del Sáhara Occidental, una explotación que sirve para financiar la maquinaria colonial de muerte y destrucción en el Sáhara Occidental.

FEDERACION SINDICAL MUNDIAL

FUENTE: web.lab.eus/international/es

SITUACION SOBRE EL EMPLEO REGISTRADO PRIVADO

DATOS AL MES DE OCTUBRE DE 2021 – INFORME DEL CENTRO DE ECONOMIA POLITICA ARGENTINA (C.E.P.A.)
El presente informe mostró los datos sobre el empleo registrado privado en el mes de Octubre de 2021, su evolución desde la irrupción de la pandemia y la recuperación heterogénea a nivel sectorial y regional del empleo privado.

Octubre 2021 se mantiene el sendero de crecimiento presentando la creación de 11.370 puestos de trabajo, un 0,20% más con respecto a septiembre 2021.
* El sector que más puestos de trabajo creó fue Construcción, seguido por Turismo y gastronomía, Comercio e Inmobiliarias, mientras que seis sectores destruyeron empleo.
* Un año después del piso de la pandemia (Agosto 2020), se han generado 147 mil puestos de trabajo, un 78% del total perdido, faltando crear 41 mil empleos para llegar a los niveles de Febrero 2020.

La heterogeneidad sectorial está disminuyendo, pero sigue presente:
* 5 sectores dinámicos ya se encuentran por arriba de los niveles pre-COVID19, sobresaliendo principalmente Industria e Inmobiliarias, los cuales crearon alrededor de 30 mil puestos adicionales con respecto a Febrero 2020.
* 5 sectores aún están en recuperación, crean puestos de trabajo con respecto al piso de la pandemia (Agosto 2020), pero no llegan a los niveles de Febrero del año pasado. Comercio únicamente presenta 0,9% menos de empleos.
* 4 sectores permanecen en crisis y cuentan con menos trabajadores y trabajadoras con respecto al piso de la pandemia. Sin embargo, en este último grupo Turismo y gastronomía se destacó por su crecimiento en Octubre, debido a la cercanía de la temporada turística.

El 62,5% de las provincias ya tienen más empleo privado que en Febrero 2020, pero la heterogeneidad regional sigue presente:
* El NEA, San Luis, Catamarca y Tierra del Fuego presentan aumentos en los niveles de empleo privado por encima del 2%.
* El centro del país ya tiene igual o mayor empleo que en la pre-pandemia.
* C.A.B.A., Cuyo y el NOA son los sectores más perjudicados y siguen notoriamente por debajo de los niveles de empleo de febrero 2020.
Ir al informe »
También puede descargar el informe en este enlace (formato PDF)
EL SECTOR QUE MAS PUESTOS DE TRABAJO CREO FUE EL DE LA CONSTRUCCION

UN GUIÑO A LAS A.R.T.

ARREGLATE COMO PUEDAS: LA COVID-19 YA NO ES UNA ENFERMEDAD PRESUNTAMENTE LABORAL

ESCRIBE LUCHO AGUILAR

Arreglate como puedas: el Covid ya no es una enfermedad presuntamente laboral

El 1 de enero perdió vigencia la norma que obligaba a las A.R.T. a presumir que la infección por coronavirus era una enfermedad profesional, por lo que debía ser cubierta por las aseguradoras. Ahora habrá que demostrar “caso por caso” ante las siempre amigables comisiones médicas.

Una nueva ola de covid azota el país. 95 mil casos en un día. El brote afecta a muchos sectores económicos, aún en vacaciones. Es el caso de los trabajadores y trabajadoras que hacen funcionar las aerolíneas, el transporte urbano, la gastronomía y otros servicios turísticos. Las propias patronales reconocen su preocupación por la paralización de actividades a raíz de la cantidad de contagiados. El Plan del Gobierno y las Patronales es que la Economía “funcione a pleno”, con la vuelta de los contagiados al trabajo lo antes posible, pero la propia crisis sanitaria le pone un límite a ese plan.

EN LA IZQUIERDA DIARIO VENIMOS REFLEJANDO LA NUEVA OLA Y SUS CONSECUENCIAS EN LOS LUGARES DE TRABAJO. LLEGAN DENUNCIAS TODOS LOS DIAS. (PODES HACER CLIK SOBRE LA FOTO PARA INGRESAR A ESTE MEDIO)

Pero ahora nos encontramos con otro hecho que muestra el desprecio por la salud y la economía de millones. En medio de la explosión de contagios, el Gobierno decidió tomar una medida que favorece a las A.R.T. y perjudica a los trabajadores que tienen la “suerte” de estar registrados. Hasta el 31 de diciembre, la Covid era una enfermedad de carácter profesional (no listada) para quienes hubiesen prestado efectivamente tareas en sus lugares de trabajo. Así lo determinaba el artículo 7 del decreto 39/21 de «emergencia en material ocupacional». Se presumía que si se contagiaban era justamente porque tenían que seguir trabajando y viajando para ello.

Esto permitía a cualquier trabajador (registrado) reclamar atención, licencia y cobertura. También a sus familiares, en el caso de que la enfermedad traiga consecuencias graves. Recordemos que durante la segunda ola las estadísticas oficiales llegaron a registrar el fallecimiento de 16 trabajadoras y trabajadores por día por causa de covid. Dato que dejaba de lado a miles de informales que no entraban en esos números.

Era una medida limitada, dentro del sistemas de riesgos de trabajo actual, pero elemental. ¿Cómo será ahora? Según aseguraron fuentes oficiales a distintos medios, «en el caso que el trabajador entienda que su contagio fue en el ámbito laboral podrá acudir a las Comisiones Medicas por el trámite de reconocimiento de enfermedad profesional no listada que está previsto en el decreto 1278/00. No es que quedan absolutamente sin cobertura sino que queda abierta esa vía pero bajo el estudio de caso a caso» (I-Profesional). Solo quedará vigente para personal de salud y también para las fuerzas de seguridad (que no son trabajadores).

La decisión de la comisión tendrá en cuenta elementos como si hay muchos casos en la empresa, qué tipos de tareas realizaba la persona, si realizó sus tareas dentro del establecimiento o en forma remota, entre otras. O sea, el trabajador deberá enfrentar las “comisiones médicas”, siempre tan amigas de las patronales, con los pocos elementos que puede tener a su alcance. ¿De dónde puede sacar todos esos datos, que en muchos casos solo los tienen los empresarios o directamente no hay forma de comprobarlos?

El tema de fondo es el negocio de las A.R.T. y las prestadoras de salud. En la segunda ola se abrió una crisis porque las aseguradoras adeudaban más de $ 3000 millones a prepagas y obras sociales y cerca de $ 17 mil millones a las familias de las víctimas fatales. Además estaba en discusión los gastos de las licencias, por un monto de más de $ 7 mil millones. En pocas semanas se habían gastado el «fondo fiduciario» que la ley tenía reservado para estos casos. Es que con el sistema de riesgos de trabajo, la salud obrera se ha transformado en un número más de los libros contables.

Si bien hoy en este momento de la “tercera ola” han bajado las internaciones y muertes, ha aumentado brutalmente la cantidad de contagios, o sea de consultas médicas y pedidos de licencia por enfermedad.

La normativa era parte del decreto 413/21, que también prorrogaba la prohibición de despidos sin causa hasta el 31 de diciembre de 2021 y duplicaba las indemnizaciones. Queda claro entonces que la decisión oficial es un nuevo guiño a las empresas, no solo a las A.R.T. Además de ser empujados al contagio, miles de trabajadores y trabajadoras deberán encargarse de probar cómo se contagiaron o, en muchos casos, seguirán trabajando aun siendo casos estrechos, sospechosos o directamente con síntomas, ante la posibilidad de perder el dinero o incluso sus puestos.

El Frente de Izquierda rechaza la presión de la patronales a exponer la salud de los trabajadores, recortando derechos elementales, ni hablar de quienes trabajan de manera “informal”. Hay que exigir que se mantenga la presunción de enfermedad laboral, así como el respeto de los días de aislamiento sin descuentos salariales, sanciones, ni pérdida de puestos de trabajo.

Esta exigencia está ligada a la exigencia a los sindicatos y el impulso de comisiones de seguridad e higiene con acceso a información de la empresa y plenos poderes de hacer cumplir los protocolos de seguridad.

LAS VIDAS TRABAJADORAS IMPORTAN

FUENTE: LAIZQUIERDADIARIO.COM

CONVOCAN MARCHA PARA EL LUNES 1° DE FEBRERO, EXIGEN LA RENUNCIA DE LOS MIEMBROS DE LA CORTE DE JUSTICIA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA NACION
JUAN CARLOS MAQUEDA, HORACIO ROSATTI, CARLOS ROSENKRANTZ, RICARDO LORENZETTI

La Liga Argentina por los Derechos Humanos (creada en 1937 como L.A.D.H.) asume la propuesta de marchar el primero de febrero de 2022 para exigir la renuncia de los miembros de la Corte Suprema de la Nación, colonizada al servicio de la dominación imperial, la impunidad para los genocidas y los delincuentes de la deuda externa, así como para la persecución de las y los que luchan por los derechos populares.

Nos entusiasma la idea de un proceso de auto convocatoria popular que interpele a los miembros de la Corte pero también ponga de relieve las complicidades explícitas e implícitas, las de Macri y sus cómplices de los grupos de tareas judiciales, de la AFI, de los medios, del Congreso, etc. Pero también de las y los que en dos años solo comentaron o mandaron mensajes por las redes sociales.

A esta marcha queremos sumar nuestros reclamos más dolorosos: la Corte Suprema tuvo en un cajón el expediente CSJ 000082/2013(49-H) sobre el secuestro con torturas seguido de muerte de un militante de la Federación Juvenil Comunista de quince años de edad, Floreal Edgardo Avellaneda, desde el 24/6/2013 al 13/08/2021 y la causa sigue “atrapada” en Casación Penal por los abogados de los genocidas. que son quienes verdaderamente mandan en estos procesos. Floreal Edgardo Avellaneda, secuestrado en abril de 1976, es lo más posible que llegue a abril de 2022 sin que sus asesinos tengan sentencia firme: 46 años de impunidad y esta Corte Suprema es la culpable.

Y también la complicidad de la Corte por acción u omisión en todos los treinta y siete casos de presos políticos de la Argentina, desde Milagro Sala a Facundo Molares, desde Ricardo Jaime a Facundo Jones Huala, desde los sindicalistas de la UOCRA a los militantes del Frente de Izquierda.

POR TODOS ELLOS, PEDIMOS CASTIGO

POR TODOS ELLOS EXIGIMOS LA RENUNCIA DE LA CORTE SUPREMA

POR TODOS ELLOS, TODOS EL PRIMERO DE FEBRERO A LA CALLE, QUE YA ES HORA

TODOS EL LUNES 1° DE FEBRERO DE 2022 CALLE TALCAHUANO N° 550 DE C.A.B.A. Y A LAS SEDES DE LAS CORTES PROVINCIALES

NEGOCIOS Y SUBASTAS INMOBILIARIAS ROSARIO SANTA FE

ORIENTACION PROFESIONAL PARA TOMAR DECISIONES SOBRE SUS BIENES RAICES

SERGIO PEREZ -MARTILLERO PUBLICO-

TELEFONO CELULAR 341 226-2459

TASACIONES 

Consulte por precios referenciales de propiedades en línea o a distancia. Servicio de tasaciones de inmuebles para compraventas, alquileres, procesos judiciales, división de condominios, divorcios, hipotecas en pesos o dólares.

DEPARTAMENTO DE 2 DORMITORIOS A LA VENTA

DPTO. 2 DORMITORIOS C/COCHERA. LIVING-COMEDOR, COCINA-COMEDOR Y LAVADERO INSTALADO. PLACARES, ALACENAS, BIBLIOTECAS Y ARTEFACTOS FUNCIONANDO. CONSTRUCCION SIRYI DEL GERBO Y AZANZA. 74 METROS CUADRADOS EXCLUSIVOS MAS COCHERA. TITULOS PERFECTOS. ADEMAS LO PODES COMPRAR A TRAVES DEL OTORGAMIENTO DE UN CREDITO

NEGOCIOS

Ventas de negocios conforme lo establece la Ley 11687 de Transferencia de Fondos de Comercio. Verificación de garantías. Tasaciones de mercado. Mediación en conflictos de consorcios.

REMATES

Subastas judiciales , división de condominios, hipotecas, concursos especiales, ejecución de prendas, ley 24441 ejecución hipotecaria extrajudicial . Remates oficiales y privados de bienes por renovación o liquidación.

MARTILLERO SERGIO PEREZ – TASACIONES Y REMATES
ATENCION DE LUNES A JUEVES DE 10:00 A 15:00 HORAS

CONTACTO:

info@martillerosergioperez.com.ar

https://www.facebook.com/martillerosergioperezrosario

https://instagram.com/martillerosergioperez

CONVOCATORIA A MOVILIZACION CONTRA LAS QUEMAS EN EL DELTA DEL PARANA

Desde el Área de Ambiente de Coad convocamos a participar de la Movilización en contra de las quemas en el delta del Paraná el próximo Sábado 8 de Enero. La movilización comienza en la esquina de Av. Puccio y el río a las 16:30 hs y culmina en el puente Rosario-Victoria a las 17:30 hs.

La convocatoria está organizada por un gran número de ciudadanxs autoconvocadxs, con la participación de múltiples organizaciones socioambientales, entre las que se encuentra Sindicatos por el Ambiente de la que participa COAD.

En los últimos 2 años fuimos testigos del grave ecocidio en los humedales frente a nuestra ciudad. Las quemas ilegales nos llenan de humo y destruyen un ecosistema vital que regula las temperaturas y las inundaciones, que nos provee de agua y que alberga una enorme biodiversidad. Estas quemas son intencionales y tienen como objetivo el desmonte y la modificación del terreno para el avance de proyectos ganaderos e inmobiliarios.

También vimos la complicidad del gobierno de Entre Ríos, la falta de voluntad del gobierno de Santa Fe y del gobierno Nacional en combatir el fuego y en que se trate el proyecto de ley de humedales que perdió estado parlamentario el pasado mes. Estos problemas se dan en el marco de una crisis ígnea en el país, con incendios en 11 provincias, la falta de infraestructura para combatirlos y el desfinanciamiento de la Ley 26.331 de protección de bosques nativos.

Además del reclamo específico sobre las quemas en nuestro humedal, la movilización busca denunciar los avances de las políticas de explotación del ambiente impulsadas por los distintos poderes del estado (ejecutivos, legislativos y judiciales) con el supuesto fin de recaudar dólares para pagar la deuda al F.M.I.

Por una parte, en Mar del Plata el Ministro Nacional de Ambiente Cabandié aprobó la exploración sísmica de hidrocarburos en el mar. Estos procesos tienen un gran efecto sobre la flora y fauna del ecosistema marítimo y, de llevarse adelante la extracción de hidrocarburos, conllevan la posibilidad de que haya derrames de petróleo en el mar Argentino. Por otra parte, en Chubut el Gobernador Arcioni y Diputadxs de la Provincia impulsaron la ley de zonificación minera de una manera express y a espaldas de lxs chubutenses. La lucha popular y las protestas ciudadanas obligaron al Gobierno provincial a derogarla.

Dada la importancia que tuvo la participación y convocatoria a paros ambientales de distintos sindicatos para que se derogue la ley en Chubut, creemos significativo el involucramiento de lxs docentes de la UNR en esta lucha. Necesitamos un fuerte movimiento socioambiental y una amplia participación, tanto de ciudadanxs como de instituciones, para frenar el avance de las políticas extractivistas y trabajar en pos de la transición a un modelo productivo justo, soberano y respetuoso del ambiente.
En vistas de la delicada situación sanitaria que atravesamos, convocamos a todxs a concurrir a la manifestación respetando los protocolos necesarios para garantizar el cuidado colectivo de la salud:
▶️ Barbijo
▶️ Alcohol en gel
▶️ Distanciamiento físico
▶️ No compartir botellas, mates ni comestibles
MOVILIZACION DE LA MULTISECTORIAL POR LA LEY DE HUMEDALES EN EL MES DE AGOSTO DEL AÑO 2020 -FOTOGRAFIA: REDACCIONROSARIO.COM