DECLARACION DE LA ASOCIACION AMERICANA DE JURISTAS (A.A.J.)

CONDENA AL ATENTADO GOLPISTA EN LA REPUBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL

La Asociación Americana de Juristas (A.A.J.), manifiesta su más profundo repudio al asalto de las Instituciones Democráticas perpetrado por FUERZAS FASCISTAS AFINES AL EX-PRESIDENTE BOLSONARO QUE, EN UN CLARO INTENTO DE GOLPE DE ESTADO, TOMARON Y DESTROZARON LAS INSTALACIONES DEL PLANALTO, DEL CONGRESO Y DEL TRIBUNAL SUPREMO, EN LA CAPITAL BRASILEÑA.

Cabe señalar que también se han verificado grupos con similares intenciones en Rio de Janeiro y San Pablo, y que todo ello ha sido animado y arengado desde los sectores bolsonaristas.

En tal sentido, encontramos proporcional y oportuna la intervención federal del Distrito
Federal, decretada por el presidente electo, Luiz Inácio Lula da Silva, a efectos de garantizar el sistema democrático y la seguridad de la ciudadanía, en cumplimiento de sus obligaciones constitucionales.

Por lo mismo, exhortamos a una exhaustiva investigación que determine los responsables
materiales e intelectuales, directos e indirectos, de estos execrables hechos, y su
enjuiciamiento, garantizando su no repetición.

Por último, expresamos toda nuestra solidaridad con el pueblo brasileño, confiando en que,
superada esta crisis, saldrá fortalecida la República Federativa del Brasil.

FIRMAN:

Vanessa Ramos Luis Carlos Moro
Presidenta A.A.J. Continental Secretario General

Beinusz Szmukler
Presidente del Consejo Consultivo de la A.A.J.

ORGANIZACION NO GUBERNAMENTAL CON ESTATUTO CONSULTIVO ANTE EL CONSEJO ECONOMICO Y SOCIAL DE LAS NACIONES UNIDAS (ECOSOC) Y REPRESENTACION PERMANENTE ANTE LA O.N.U. DE NUEVA YORK Y GINEBRA

ANALISIS SOBRE LA SITUACION DEL EMPLEO REGISTRADO PRIVADO

DATOS AL MES DE OCTUBRE DE 2022. INFORME DEL CENTRO DE ECONOMICA POLITICA ARGENTINA -C.E.P.A.-

CONCLUSIONES

El Informe analizó los datos sobre el empleo registrado privado en el mes de octubre de 2022, su evolución desde la irrupción de la pandemia y la recuperación posterior y de carácter heterogéneo a nivel sectorial y regional. Entre los principales puntos a destacar se encuentran los siguientes:

En octubre de 2022 se mantiene el sendero de crecimiento con el incremento de 17.171 puestos de trabajo, 0,3% más que septiembre 2022.

* Más de un año después del piso de la pandemia (julio 2020), se han generado 452 mil puestos de trabajo, más del 100% del total perdido desde esa fecha.
* Durante la crisis del Gobierno de Cambiemos (abr18/dic19) se destruyeron 276 mil puestos de trabajo registrados privados (293 mil casos si se considera a febrero 2020, momento de inicio de la pandemia). A esta caída se suman los puestos perdidos a causa de la crisis sanitaria por el COVID-19 (-193 mil).
* Todavía falta recuperar 33 mil puestos de trabajo registrado privado para alcanzar los niveles previos a la gestión Cambiemos.
* El mes en análisis muestra resultados positivos respecto al mes anterior, aunque disminuye el ritmo de crecimiento. Los datos de la Encuesta de Indicadores Laborales (E.I.L.), a su vez, anticipan datos positivos para el mes de noviembre.

La heterogeneidad sectorial continúa su reducción, pero se mantiene como fenómeno específico luego del impacto de la pandemia:

* 9 sectores dinámicos ya se encuentran por arriba de los niveles pre-COVID19, entre los que sobresale Industria e Inmobiliarias, en los que se han generado más de 81 mil y 68 mil puestos adicionales respectivamente. Se incorpora a este grupo el sector Turismo, que fue el más afectado durante la pandemia. Incluyendo el mes de octubre, el sector acumula 16 meses consecutivos de crecimiento de puestos de trabajo.
* 2 sectores se encuentran aún en recuperación. En estos sectores se crean puestos de trabajo desde julio 2020 en adelante, pero no llegan a los niveles de febrero del 2020. En este sentido, es de destacar que ambos sectores crearon empleo durante el mes de octubre.
* Otros 3 sectores permanecen en crisis computando menos trabajadores y trabajadoras respecto al piso de la pandemia. Durante el mes de octubre estos sectores no mostraron creación de empleo.

El 95% de las provincias ya registran más empleo privado que en febrero 2020, y ya no se observa una heterogeneidad regional como en meses anteriores:
* Se evidencia una homogeneización en la recuperación de los niveles de empleo a nivel nacional.
* C.A.B.A., Cuyo y el NOA son las regiones que más dificultades presentaban para recuperar los niveles de empleo de febrero 2020. Sin embargo, a octubre todas las provincias se ubican en niveles cercanos a los registrados en pre-pandemia, excepto Tucumán.

El incremento, en el último mes, de la evolución de la media y mediana salarial quedó por debajo de la inflación: el aumento de la mediana y la media salarial fue del orden de 2,2% y 4,7% respectivamente frente a una inflación de 6,3%:
* El nivel actual se mantiene en valores equivalentes de finales de 2019, es decir, no ha logrado recuperar nada de lo perdido durante la gestión de Cambiemos.
* Esto difiere sensiblemente con lo sucedido en la serie de empleo, donde la recuperación de puestos alcanzó el 96% de lo perdido.  
Ir al informe »
También puede descargar el informe en este enlace (formato PDF).

CORTA LUNA DE MIEL DE LULA CON LOS MEDIOS HEGEMONICOS

LUIZ INACIO LULA DA SILVA Y FERNANDO HADDAD -MINISTRO DE ECONOMIA-

ESCRIBE RAMIRO CAGGIANO BLANCO

A PARTIR DEL 1° DE ENERO SE RESPIRA AIRE RENOVADO Y UN NUEVO CLIMA POLITICO-SOCIAL EN BRASIL, SIN EMBARGO, LOS SECTORES MAS CONSERVADORES DE LAS FINANZAS YA HACEN OIR SUS CRITICAS INTERESADAS.

El primero de enero Lula subía la rampa del Edificio de Gobierno, la mítica “rampa del Planalto” mientras Bolsonaro se refugiaba en Orlando, EE.UU., adónde había viajado dos días antes en el avión oficial, tal vez la última cosa que le rapiñó al Estado luego de 4 años de gastar absurdamente con la tarjeta de crédito presidencial sin rendirle cuentas a nadie, y 28 años como diputado en los que les achacaba la mitad del salario a los asesores para, de esa forma, amasar una considerable fortuna que asciende a más de 100 inmuebles, 51 comprados al contado, como estila la mafia.

No fue fácil llegar al primero de enero: brevemente, primero hubo que sortear una campaña durísima, llena de fakenews y un uso ilegal de la maquinaria pública nunca antes visto; después vinieron las infundadas denuncias de fraude y los cortes de rutas en más del 100 puntos neurálgicos que dificultaron el abastecimiento de muchas regiones del país por parte de los simpatizantes de Bolsonaro, los que luego se reunieron en a las puertas de los cuarteles para pedir “intervención militar”;  en el medio, el día 12 de diciembre, atentados terroristas en Brasilia con la quema de automóviles y 5 ómnibus y la paralización de la cuidad para impedir que el Superior Tribunal Federal les otorgue el Diploma de Presidente y Vice a Lula da Silva y Geraldo Alckmin. Detalle: todo con la complicidad de la policía que no detuvo a ninguno de los terroristas autodenominados “patriotas” a pesar de la cercanía con los hechos y las cámaras de vigilancia. Y, cuando todo parecía encaminarse hacia una normalidad institucional, el 24 se consigue, afortunadamente, frustrar otro ataque terrorista, esta vez con un camión de combustibles con una poderosa carga explosiva. 

Pero, si bien los sectores políticos se sienten aliviados con la continuidad y, de cierta forma, normalidad democrática, los Medios de Comunicación voceros de la “PATRIA RENTISTA” Brasileña no han parado ni un segundo de criticar al nuevo gobierno, principalmente desde que Lula anunció a Fernando Haddad como Ministro de Economía. Y es que esas críticas pretenden mantener un Status Quo que, como apunta la Economista Brasileña Mônica  De Bolle, omiten el desastre económico dejado por la gestión Bolsonaro para focalizar en lo que realmente les interesa: que se mantenga la enorme Tasa de Interés que el Estado brasileño paga por los títulos públicos, que hoy es del 13,75% anual frente a una inflación estimada en un 5,8%. Como explica la Economista, “NO HAY PAIS EN EL MUNDO” en el que se pueda obtener una Tasa Real (Intereses menos la Inflación) cercana al 8%.  Por eso, según De Boelle, critican las políticas sociales de Lula y Haddad porque las ven como “GASTOS INFLACIONARIOS”,  y pugnan por una política económica “FISCALISTA” que sólo disminuya los gastos primarios del gobierno pero que no toque los gastos fiscales, o sea, que pague los Títulos Públicos con los que los Bancos obtienen LUCROS EXORBITANTES, recortando salarios, reduciendo la “MAQUINA ESTATAL” y disminuyendo los GASTOS SOCIALES.

A eso se deben las furiosas críticas a tan sólo 4 días de gestión por parte de los Medios Hegemónicos, tanto los dedicados al Sector Financiero como los otros solventados por la Publicidad de Bancos, Compañías Financieras y Constructoras asociadas a la Especulación Financiera e Inmobiliaria.

LA LUNA DE MIEL, PARA ELLOS, DURO MUY POCO… O, A DECIR VERDAD, NUNCA COMENZO

DEMOCRACIA O MAFIA

Las Agrupaciones y Ciudadanos que firmamos este documento -Intelectuales, Artistas, Científicos, Dirigentes y Activistas Sociales, Representantes Sindicales, Periodistas, Educadores y Trabajadores de la Cultura y la Ciencia- queremos acompañar este momento histórico y dramático que atraviesa nuestra democracia. APORTAR NUESTRA MIRADA, Y COMPROMETER NUESTRA LUCHA PARA LOGRAR UN TIEMPO DE PAZ, JUSTICIA Y BIENESTAR COLECTIVO.

En los últimos días, pudimos ver y comprobar los pliegues y repliegues del Poder Real -Económico, Mediático y Judicial- que emponzoña el corazón de nuestra patria con mentiras, odio, violencia e injusticia. Los casos de connivencia entre jueces federales, un ministro de Seguridad y Justicia de la C.A.B.A. y otros estamentos del Poder Judicial, son una muestra de la injusticia a la que se somete diariamente a nuestro pueblo; el vínculo directo, reñido con la legislación y la ética, entre el mismo ministro de Seguridad y Justicia de la C.A.B.A. y un colaborador directo del presidente de la Corte Suprema, favoreciendo la entrega de la coparticipación -que corresponde a las provincias- a la ciudad puerto, corazón del capitalismo, el colonialismo y el despojo, o la negociación abierta – según la información que se ventiló en forma pública – de licitaciones y coimas en el sistema de grúas, con adjudicaciones directas del jefe de gobierno local.

Aún antes, la peor emergencia del Poder Judicial se manifestó con la condena sin pruebas y la proscripción a la Vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, como prolongación del intento de magnifemicidio del que fue víctima. Es imperioso dar por tierra con esta connivencia que afecta profundamente a la democracia, al Estado de Derecho y a la vida en común.

Apoyamos el Juicio Político a la Corte, a raíz del uso espurio de la Coparticipación en favor de la Campaña Política de Horacio Rodríguez Larreta, como una medida que inicie un camino emancipatorio. El aporte que la Corte Suprema pretende entregar al PRO es una operación comparable a la que Mauricio Macri implementó con el F.M.I. al recibir para su campaña política de 2019, 45 mil millones de dólares, que deberán pagar generaciones de argentinos, en un acto de saqueo de ese gobierno y sus funcionarios, que aún no tiene castigo.

Para terminar con un proceso de manipulación iniciado el 24 de marzo de 1976, nunca desarticulado en los años de democracia, y un régimen de justicia corporativa que responde a intereses ideológicos y de clase, necesitamos lograr equilibrios renovados dentro del poder judicial. Sólo eso permitirá reformar una legislación que hoy favorece, en sus términos y su operatividad, a la mafia que se beneficia del régimen, cuya máxima expresión anida en el atrincheramiento de Juntos por el Cambio y en sus aliados Libertarios, y en su resistencia a terminar con el Estado paralelo, mafioso y delincuencial que montó en sus años de gobierno.

Lo que aquí se enuncia remite a los habitantes de los sótanos de la democracia. La antinomia Democracia o mafia expresa la gravedad del momento que vivimos. A 40 años de la vuelta a la institucionalidad democrática y el final del terror dictatorial y genocida, afirmamos una cultura de la legalidad, de la vida en libertad y con justicia para todos los argentinos.

ADHIEREN:
Taty Almeida (Madres LF) – Estela de Carlotto (Abuelas) – Lita Boitano (Familiares) – Adolfo Pérez Esquivel (Serpaj) – Nora Cortiñas – Mauricio Kartún – Mempo Giardinelli – Hugo Yasky (Sec. Gral. CTA de lxs Trabajadorxs) – Alberto Kornblihtt – Atilio Borón – Teresa Parodi – Miguel Repiso (Rep) – Dora Barrancos –  Sonia Alesso (Sec. Gral. CTERA) – Daniel Santoro – Edgardo Llanos (Sec. Gral. APA) – Stella Calloni – Ana María Careaga – Angelica Graciano (UTE) – Cecilia Roth – Roberto “Roby” Baradel (Sec. Gral. SUTEBA) – Claudio Marín (Sec. Gral FOETRA) – Cecilia Rosetto – Patricio Contreras – Daniel Catalano (Sec. Gral ATE Capital) – Mabel Careaga, Hector Francisetti. Perla Bonatti, Adolfo Mango (Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz) – Elisabeth Gómez Alcorta – Matías Fachal (Sec. Gral. Federación Judicial Argentina) – Gabriela Alegre (Asociación Buena Memoria) – Ana Celentano – Roberto “Beto” Pianelli (Sec. gral. METRODELEGADOS) – Jorge Auat – Rocco Carbone – RADAR Intersindical de Cultura (CGT – CTA) – Alejandra Gils Carbo – Alejandro Grimson – Juano Villafañe – Alejandra Darin (ACTORES) –  Osmar Nuñez – Yamile Socolovsky (CTA-T/CONADU) – Telma Luzzani – Carlos de Feo (Sec. Nac. CONADU) – Osvaldo Quiroga – ENCUENTRO DE LA MILITANCIA JUDICIAL –  María Seoane – APDH La Matanza – Edgardo Mocca – Ernesto Villanueva (UNAJ) – Roberto Salvarezza – Pompeyo Audivert – Carla Gaudensi (FATPREN) – Juan Carlos Junio – Ricardo Carrizo – Ana Arias (Decana Ciencias Sociales – UBA) – Alejandro Tarruella – Jorge Mancinelli – Vicente Battista –  Juan Falú –  Agustín Lecchi (SIPREBA) – Daniel Tognetti – Alicia Castro – Mesa Intersindical de DDHH (CGT – CTA) – Pedro Saborido – María Elena Naddeo – Jorge Halperin – Mex Urtizberea – Santiago Varela – Ricardo Forster – Nahuel Sosa – Comisión DDHH Instituto Patria – María Pia López – Graciela Morgade – Nilda Garré – Paula Klachko – Jorge Elbaum – Liliana Mazure – Federico Montero (Sec. Gral. CONADU) – Carlos Raimundi (Embajador argentino en OEA) – Liliana Herrero – Cristina Caamaño – Sergio Maldonado – Marián Farías Gómez – Manuel Callau – Luis Puenzo – Alejandra López (Sec. Gen. SADOP Capital) – Cristina Banegas – Alejandro Apo – Araceli Bellotta – Ariel Garbarz – Paula de Luque – Gustavo Ciampa – Corriente de Abogados y Abogadas Laboralistas 7 de Julio – Confluencia Federal de Laboralistas –  María Cristina Perceval – Eduardo Rinesi – Ricardo Aronskind – Pablo Perazzi (Sec. Gen. FEDUBA) -Víctor Kot – Eduardo López (UTE – CTA Ciudad) – Daniel Pérez Guillén (CTA Pcia Bs As) – María José Goldín – Jorge Kreyness – Guillermo Wierzba – Luisa Vivanco – Darío Capelli – Silvio Schneck – Rubén Ciuró (FeTIA-CTA) – Javier Juárez (APSEE – SubSecretario Rel. Intersindicales) – FATICA (Fed. Trabajadores del Cuero) – Horacio Gargano – Nora Lafon – Agustina Panissa, Juan Manuel Sueiro, Soledad Santellan, Romina Piccirillo, Sandra, Clarisa Spataro, Sandra Di Claudio, Ignacio Cámpora, Camila Lynn (ATE Capital) – Omar Quiroga – Judith Said – Alberto Moya – Marcelo Figueras – Malena Winer, Federico Amigo (Pres. y vice coop. Tiempo Argentino) – Gustavo Romero – Nora Merlin –  Ricardo Manetti – Marcelo Campagno – Conrado Yasenza (La Tecla Eñe) – Roberto Bo (Inv. Conicet) – Nelly Saporiti – Vicente Muleiro – Pablo Lago – Amancay Espíndola – Jorge Garacotche – Guillermo Pilia – Ricardo Díaz Mourelle – Natacha Koss – Cristian Forteza – Beinusz Szmukler – Claudia Rocca – Zidy Medina – Soledad Quereilhac – Adriana Rodríguez Pérsico – Jorge Boccanera – Nelly Minyersky – Nicolás Lisoni – Milcíades Peña – Alejandro Kaufman – Hugo Presman – Guillermo Ricca (CLES UNRC) – Silvio Feldman – Diego Tatián – Ester Szlit – Aurelio Narvaja – Juan Vallerga –  Ricardo Gené – Guillermo Paulino – Américo Cristófalo – Mariana Gainza – Gisela Catanzaro – Laura Tissembaum – Ivana Brighenti – Juan Alonso – Hugo Pitotti – Osvaldo Andreoli – Silvia Horne – Leopoldo  «teuco» Castilla – Javier Romero – Claudio César Orellano – Marcelo S. Luizetto – Alexia Massholder – Marcelo F. Rodríguez – Ricardo M. Theller – María Eugenia Muñiz – Ágata Iris Maimone – Adriana Pedrolo – Elisa Giordano – Mario Giorgi – Roberto Retamoso – Pelusa Luchini – Jorge Testero – Roberto García – Adriana Granica – María Cristina Hammermuler – Héctor Varas (Coordinadora por la Renacionalización del Cobre) – Diego Belauzarán Colombo – Les Jóvenes – Mauricio Nizzero –  José Luis Vanegas – Graciela Mirta – Guadalupe Raffaeli – Liliana Duran –  Hernan Brienza – Guadalupe Santana, Guillermo Ormachea (SIGURA GUARDAVIDAS) – Liliana Hendel –   Nicolas Escobari – Marina Glezer – María Teresa Méndez – José María Sabaté – Frank Cristian Manuel – Juan José Salinas – Víctor Salinas – Ricardo Morini – Marta Riskin – Eduardo Tavani – Susana Gallardo – Rufina Gaston, Raquel Witis, Graciela Villalba, Jorge Witis, Adriana Taboada, Aime Lucia Nieto (Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte) – Matías Caciabue – Carlos López – Anahi Rubin – María Paula Popritkin – Silvina Pachelo – Paula Gimenez- Fernando Amato – Diego Pietrafesa – Francisco Delgado Villafañe – Sylvia Fernandez Avello – Cristina Livitsanos – Daniel García – Diego Scasso – Eugenia Levin – Wences  Rubio – Juan Manuel Correa – Silvana Franco (ADAI-CONADU) – Gabriel Galeano MPL – Diego Hurtado – Enrique Dacal – Adriana Serquis – Fabiana Orellano – Andrés Kreiner – Eugenia Ana Bekeris – Daniel Marcove – Néstor Sánchez – Verónica Tozzi – Gimenez Carlos – Mujica Lainez Paula  – Teresa Gatto – Daniel H. Randazzo – Flavio Turne – Liliana Niemtzoff – Juan Antonio Izaguirre – Alejandra Korstanje – Claudia Umansky – Carlos Caramelo – Roberto Samar – Glen Polstolski – Rubén Quintana – Maria Alejandra Betbeder – Ricardo Kaliman –  Ruben Borre –  Tete Romero – Héctor Calmet – Luis Longhi – Piru Gabetta – Manuel Santos Iñurrieta – Miguel Gaya – Nestor Sanchez Susana Cella – Daniel  Freidemberg – Patricia Díaz Bialet – Mosquito Sancinetto – Elvira Onetto – Alejandro Vaccaro – Claudia Quiroga – Felix Requejo (UNLP/CONICET) – Emilio Ayos – Patricia Funes  (UBA) – Mario Marino – Javier García Croco – Alejandro Stilman –  Elisabet Jorge – Maria Pia Canedo (UBA) – Susana Swartz – Daniel Zaballa – Daniel Cholakian – Natacha Mell – Verónica Sforzin (UNLP/CIEPE) – María Fernanda Ruiz (Instituto Patria/UBA) – Claudia Verónica Díaz – Fernando Buen Abad Domínguez (Universidad Nacional de Lanús) – Alejandra Gómez (UTE CTERA) – Débora Infante – Eduardo Dvorkin – Paule Decrop (investigadora, Profesora docente de Derecho) – Estela Poletti – Gloria Berbuc (actriz) – Josefina Vaca – Ariel Prat (Músico, escritor y docente) – Cecilia Ines Simon (UNJu) – Mercedes Fraile (actriz/docente) – Emilio Eduardo Ferrer – Fernando Korstanje (docente UNT) – Hugo Paredero – Patricia Kandus – Hugo Aimar – Julio César Peñaloza (Asoc Civil Escuela Deportiva y Cultural San Miguel) – Esteban Javier Rico – Carlos Bugni – Marcelo Vallejos – Omar Ramos – Susana Gamba – Hilario Moreno – Esteban A. Pastor – Enrique Hamity – Marcelo Ruiz (Universidad Nacional de Río Cuarto) – Ricardo Daniel Florez – Silvia Valerga – José María Fumagalli (La Marcha) – Marcelo D’Andrea – Lucas Saltos. – Cristina Bellelli – Claudia Rocca y Beinusz Szmukler (Asociación Americana de Juristas) – Paola Gallo Peláez / Andrea Vlahusic (MOPASSOL y Asociación Americana de Juristas) – Fernanda Florez – Laura Delamer – Jimmy Herrera – Mariano Quiroga – Rita Domínguez – Héctor Villagra CGT Reg Avellaneda Lanús – Mo’ámmer al-Muháyir – Nora Casa – Yesica Di Gregorio – Gabriela Mataloni (CONICET) – Gloria Bonder – Mario Ormachea – Susana Zattara – Daniela Bambill (Instituto Independencia) – Carlos Schmerkin – Carlos Tobal – Miguel Ángel López (Herbotécnia) – Margarita Grove (Herbotécnia) – Dolores Rodrígez – Gisela Gonzalez (Unju) – Alicia Gonzalez – Por la Unión Nacional de Artistas Visuales: Mauricio Nizzero, Marina Frascara, Rubén Sassano, Gladys Abitante, Mirta Spinelli, Angeles Crovetto, Gabriel Polese, Santiago Raffo, Gerardo Cianciolo, Flor Cosquignano – Pablo Daniel Vain (UNaM/CONICET) – Gabriel Martinez (APDH Mar del Plata) – Verónica Reinoso (Barrios x Memoria y Justicia – Lomas de Zamora) – Roberto Follari – Celsa Mel Gowland – Corina Biaggi – Carlos Dámaso Martínez  – Rodolfo Hamawi – Carlos Pafundo – Estela Poletti – Ana Berezin – Marcelo Chelo Ayala (Radio Nacional) – Analia Garcia, Graciela Guarino (F Humanidades UNNE) – Guadalupe Molina (FFyH – UNC) – Silvia Delgado- Mónica Ingravidi, Marcial Díaz, Fernando Montero (FOETRA) – Ariel E. Velazquez (FOETRA – CTA-T Ciudad) – Belén Bavio, Paula Rey Fortes (FOETRA – CTA-T Nacional) – Luis Abad (La Marcha) – Miguel Candioti (FHyCS-UNJu) – Karina Mauro (Comisión de archivo e investigación de Mesa de trabajo del ex pozo de Banfield) – Jorge Lorenzo (FFyH – UNC) – Fernando Melillo – Marcelo Sternberg (Vecinos Activos de Coghlan) – Gabriela a. Karasik (Unju Conicet) – Celia Belmes – Patricia Vizzini (Licenciada en Justicia y Derechos Humanos -UNLa) – Sergio Isgleas – Daniel Viola – María Rosa Mó – Marina Dogliotti – Leo Vinci – Manuel Sanchez Cantero – Gloria Yeannoteguy Edelstein –  Claudio Speicys – Gabriel Tobal (Apyme  Córdoba) – Martin Fioretti (SUTEBA) – Viviana Rosa Cattaneo – Elvira Romero – Isabel Seoane (FAHCE-UNLP) – Nora Aquín (UNC) – Jesica Baez- Carlos Alberto Villavicencio – Mercedes Fraile –  Javier Cofreces- Jorge Garacotche- Beatriz Leonor Garcia – Sandra Schmid – Fabiana Tomaino – Osvaldo Carlos d Paz – Cristina Beatriz Serafini – Eduardo Federico Naides – Maia Gala Naides – Alicia Marcela Pizzicari – Victor Schajovitsch – Hugo Fernández – Daniel Moreno – Claudia Bernazza – Vanesa Partepilo – Goyer Edgardo – Silvia Nadra – Rafael Carnelli – Adriana Macedo – Alicia Yeannoteguy – Florencia Yeannoteguy – Gabriel Yeannoteguy – Edith Kunusch – Diego Nadra – Anahí Tanguikian (APDH MDP) – Goyer Edgardo – María Leonor Pepe – Susana Araujo –  Estela Castro Olivera – Gabriela Cecchetto (UNC) – Marcelo Velasco – Roxana Julieta Caffarello – Poletti Gagliano Ernesto – Sonia Altamirano – Maria Florencia Granato (UNRC, AGD) – Jorge Luis Hernández (UNRC) – Teresa Laura Artieda (Facultad de Humanidades, Universidad Nacional del Nordeste) – Marilú Larribite – Nidia Fernández – Ada María Sisti – Fernando Signorini (UNC) – Cecilia Ruiz – Liliana Dora – Gloria Fontal – Maria Nydia Ursi Ducó – Lucas Soriano – Elena Petraglia – Jorge Paccini – Claudia Carbonell – Paloma Santos – Norberto Gonzalo – Eleonora Dafik – Graciela Ramírez – Luz Becaceci – Delia Ferreyra – Cristina Iglesia – Elisa Gagliano – Maria Zaburlin (UNJu) – Flora Hillert (FFyL-UBA) – Cecilia Foures (Universidad Nacional de Río Negro) – Bibiana Vilá (Universidad de Lujan CONICET VICAM) – Mónica Zuvela – Cristian Margarita Marino – Juan Folledo – Jorge Luis Etcharrán – Artemia Barrionuevo, Susana Gomez Melchionna (Asociación Almazenna / Córdoba) – Ma. E. Martínez (FaHCE/UNLP Red ESTRADO-Argentina) – María Itumelia Torres – Norberto Dante Zeppa – Claudia Montesino – Hernan Zarco –  Alberto Ferrari – Atilio Castagnaro (CONICET) – Nora Dominguez (Filosofía y Letras UBA) – Renata Rocco Cuzzi (Ciencias sociales  UBA) – Darío Gomez Pucheta – Graciela Treber – Graciela Cazamajou – Diana Szelagowski – Ramón Moliné – Marcos Vul – Victoria Navarro – Verónica Bernardez – Red Universitaria de DDHH – Rosario Badano – Ana Beatriz Flores – Teresita del Valle – Alicia Cacace – Marysol Falbo – Silbia Etchebarne – Jorge Hoffmann – Fabiana Hak – Marily Piotti – Mario Alderete – Silvina Rada – Horacio Roca – Marina Frascara – Haydeé Palazzolo – Rosa Fernández – María Inés Cestilli – Andy Sipowicz – Mirta Lindenbaum – Hugo Orlando Gauna – Daniel Romero – Daniel Díaz – Brenda Fabre – Roxana Laks – Leonardo Viñoles – Luis Litvin – Antonella Pucheta – Patricia García – Fermín Nocioni – Myriam Beatriz Díaz – Néstor Bolomo – Gabriela Kantarovic – Virginia Mileto – Luis Eduardo Cadus – Nuria Giniger – Raquel Vallenari – Carlos Aldazábal – Oscar Luis Lestelles – María Martínez – Alicia Carranza – Jorge Chamorro – 99.3 La Voz Capital – Beatriz Rajland – Nora Domínguez – Enrique Dumont – Adriana Menéndez – Silvia Ebis – Andrés Villareal – Antonio Amico – Walter Giacomelli – Zulma Lovay – Ana Menéndez – Carlos Zeta – Claudia Spinelli – María Fátima Bouza – Maru Cisneros – Ruth Sheinson – Antoaneta Majdarova – Ximena Duhalde – Matías Mauricio – Juan Pablo Pérez – Walter Alegre – Mariano Ugarte – Mónica Lopez Ocón – Basilio Benitio Spanos – Alejandro Ledesma – José Javier Bogado – Ethel Alderete – Rodolfo Ortiz – Santiago Lovera – Raúl Menghini – Raúl Rubio – Matías Rodeiro – Germán Cantero – María Florencia Chiapetta (DDHH FOETRA) – Mabel Fernández – Feliza Miceli – Marcela Betelu – Graciela Testa – Silvina Maule – Hugo Cravero – Ana Bottini – Guillermo Carlos Medina – María Luz Celleti – Pablo Imen – Liliana Debenedetti – Mariana Cecilia Dufour – María Victoria Pita – Eleonora Lotersztein – Regencia TV – Marcelo Raúl Chiaradía – Nora Martel – Silvia Attwood – Beatriz Prato – Ceci Djanikian – Patricia Brañeiro – Guillermo Carlos Medina – Gloria de la Vega – Gabi Díaz Villa – Vanesa Lopez – Osvaldo Daniel Uchitel – Eugenio Previgliano – Santiago Plaza – Tri Heredia – Fernanda Vallejos DNI 27073411 – Juan Le Bas 11740519 – Demian Verduga 23803821 – Juan José Laino, DNI 17311408 – Roberto Juan Schimkus DNI: 8629673 – Teresa Eggers Brass DNI 10.970.866 – Magdalena Eggers – Fernando J. Veríssimo 18249199 – Ricardo Nicanor Lopez – Liliana Luppi 14289912 – Jorge Raúl Olivera – Mario Andres Blanco 10965776 – Dalia Lewi – Néstor Esteban Olivera 14384607 – Horacio Chique DNI 16602951 – Sergio Ostromujoff 11959373 – Mariel Elizabeth Reber 21980968 – 26965472 – 18833545 – Larry Levy 13132412 – Santiago Liaudat 32.274.028 – Liliana Andrello dni 13943435 – Marcela Armus. 6686099 – Montserrat Olivera 61784647 – Blanca Alegre DNI 12771630 – Etel Novacovsky 10961289 – Pedro Ponce Carrasco – Lidia Telma Scalozub 3465644 – 92331388vecina – Ricardo Ojeda – Sebastián Torres 25203963 – Alfredo Cáceres DNI 10445016 – carlos,ragogbetti 7794395 – Yamile Ferreyra  Dip dni 6259424 – Sergio Esteban Remesar DNI 20403945 – Javier Romero DNI 16473216 – Javier E. Zentner DNI 10305539 – Zaida Chmaruk (Partido Comunista de la Argentina) – 16607162 – Alicia Schor DNI 10403634 – 12352847 – Karina Gabriela Bonifatti y Despot 18548138 – 26282902 – Roxana Toriano 14996879 – 8207053 – Arnaldo D’Ortona 14851116 – Sebastián Olaso DNI 20385261 – Martin Mangas 25154567 – Daniel Tomsic 14714548 – Hernán Randi – 4638436 – Daniel Silber dni 11933121 – María Suarez DNI 16.225.891 – 14069550 – 21063001 – José Seta – Iris Etelvina  Pereyra – Karina Nicoletta – Antolin Magallanes DNI 16766324 – 13621235 – 23881267 – Iris Etelvina. Pereyra DNI 10665250 – Alicia Britez 20229037 – Omar Adrián Coso 14575349 – Lilián Inés Formoso – Aníbal García 13899939 – Dario Estrin DNI 14933693 – Sergio Bianchi Bolzan 21.482.153 – María Susana Hernández DNI 11574986 – Maria Felisa Gorostidi 20408264 – 14027555 – Guillermo Saavedra DNI: 14101596 – Norma Glaubach DNI 4990126 – Mario Elffman, DNI 4285687 – Sylvia Diana Matos, dni 3974184 – Roberto Rivarols – 17856017 – María Alejandra Tricerri DNI 16153898 – Rubén Darío Videla – DNI 14.354.578 – Lic. Profesor Vázquez Fernández Julián Omar – Inés Busquets 27616849 – Rossana  Vinocur 12668623 – Norberto Iusem 10401102 – 17202741 – Gabriel Niemtzoff 11068715 – Cecilia Torres Garibaldi. DNI 13887317 – Eduardo Antonio López 11553697 – Maria Eugenia Arcidiacono, 23277515 – Tania Caputo – Vázquez Fernández Julián Omar – María de los Ángeles Curto – Carlos De Brasi – Cristina Monica Lorenzo 13.158.175 – Sara Silvia Kochen 11154765 – Carlos Daniel De Brasi 13631217 – Miguel Ángel Laborde 7794023 – Miriam Jewreiski DNI 14851532 – 11747000 – Miguel A. González Lorda  – DNI 11.113.352 – Maria Elena Ginzalez_ 12862200 – Laura Suyai Aguilar 12045896 – Julian Petrulevicius 20366088 – Adela Arnàbal Moll  DNI 18649195 – Mario Rentería   DNI 16.760.400 – Cecilia Senén Gónzalez   DNI 16287727 – Guillermo Ariel Wilder 12976512 – Marcelo Andrés Maisonnave DNI 32801790 – Diego Sztulwark – Sebastian Oviedo DNI 24777219 – Mariana Mitelman – Daniel «Tato» Ruggieri. DNI 16212036 – Nora Madanes – Nicolas Rascovan DNI 30366846 – Mario Ernesto Olivera DNI 7790692 – Enrique Horacio García, 16878981 – Horacio Felamini -20892756 – 20200591 – 16766324 – Laura Alida Ojeda 12324034 – Alicia Edith Waisman DNI 11500611 – Raul Maio  DNI 10778877 – Eduardo Makaroff 10.966.753 – 20142540 – José Eduardo Wesfreid DNI 5508681 – MONICA SEREBRIANY DNI 6232660 – Alicia Muzio – 4551966 – Andrea Bragas DNI 18028720 – 20567484 – Osvaldo Rodríguez 14877826 – Benito Roberto Narvaja 10881638 – Perla Bianchi – Maria Seoane 5695165 – Hilda Pjman – Gabriel Bobrow DNI 7704296 – Carolina Crespo 22667068 – Emiliano Salguero – 5141056 – Gerardo Mario Morando 11528338  – Beatriz Muñoz – Fernando Galli 25906346 – María Inés Bertúa DNI 6230549 – Jotge Novizki.  7866566 – luis kon – Alejandra Pina  DNI 11154476 – Stella Maris Quinteros – Maria Magdalena Rossi (15065961) – Fanny Paz – Carlos Enrique Policastro DNI 4528715 – Leonor Lipszyc 11320354 – Amelia Barreda DNI 11844514 – Gustavo Szuldman 16335361 – 11621289 – Pascual Angel zarzoso 11663041 – Clelia María Isasmendi DNI 10894772 – Mauricio Rueda – Laura Kornblihtt DNI 10964994 – Monica Pini  DNI 10810325 – 17476021 – 33802328 – 25913457 – Juan Carlos Sagnone 10794743 – Ariel Francisco Amaya 27259949 – Horacio Aizicovich dni 11.584.853 – Ana Maria Espain 4555315 – 17140051 – Carlos Melman Dni 11373356 – 17997907 – Claudio Martínez 16.246.122 – Juan pablo silva 24497316 – 17262418 – Carlis  patricio Lemos Dni 4422000 – Alberto César Onaha DNI 10558355 – Lis Cipriano Fernadez Dni 12232932 – Anahí Maldonado – Álvaro Gabriel Vives – DNI 11.316.987 – Mariana Cornejo 23954970 – Silvana Carolina Piazza 13509202 – 6634182 – 12849233 – Luis Sanchez – Valeria Echeverría DNI  20238613 – María Gabriela Etchemendy 32362376 – Alicia Martín 4759032 – 17426251 – 18271776 – Nicolás Olszevicki – SUSANA GRANICA 6 634 182 – Alicia Delia Pepa. DNI 10.476.395 – 17006508 – Daniel Cieza – Agustin Tomas Alcalde 39550795 – Rodolfo Liberman, dni 7.638.691 – Susana Adonaylo 3866822 – Diego Enrique Morel DNI 26872340 – Luz Becaceci 11195345 – PAULA INES BURSZTYN DNI 16.939.460 – Marcela Elffman DNI 16354993 – 8330677 – Francisco Salvador Solari Orellana – 7257303 – Pablo Lorenzano Menna 26580887 – Mónica Alejandra Beron – 17715675 – 13827467 – Patricia Astrada dni 6680099 – GABRIEL HECTOR RUBINSTEIN – Pablo Daniel Fernández DNI 31343414 – Cecilia Vaca Narvaja  DNI 10544461 – Alejandro Gomez 32852215 – Luis Eduardo Lenzano Andia DNI 5095638 – 13827467 – Olivera Elba Mabel  Dni 11420555 – De Cunzo Vicente, DNI: 8330677 – Julio Cèsar Suárez .DNI 7606022 – Estefanía Aimar 30087393 – Cintia Ini. DNI11574697 – Carlos Abel Glusko 23972080 – Enrique Goldin / 7784497 – Oscar Soto / 32397264 – Fabiana Martinez 34852676 – 4534896 – Claudia Capurro 14996271 – Roberto Etchenique DNI 18011087 – Mónica Ambort 13153196 – Beatriz María Olivera DNI 5427966 – Mirta Leonor Rodríguez- DNI 5.973.100 – María Ines Cestilli. DNI 10762697 – Maria Teresa Olivetto – Ana María Baggiani DNI 5963263 – Maris Instituto Espacio para la Memoria – Silvana De Marco DNI 21436470 – Diego Chaves 21.873.820 – Ana Msria Alderete – Ethel Edith Aghemo 12.362.356 – Carlos Alberyo Ramón Oliván – Eduardo Juan Vega DNI 5526750 – Mirta Emilce Sgro dni 5758241 – Nancy Manzano – Oscar Darío Gómez Pucheta – María Laura Bagnato DNI 28.452.990 – Carlos O. Della Védova – Magdalena Biota – Aída Quintar DNI. 4932710 – Marcelo Hugo Schapces 12780374 – Maria Angelica Pagano 12509566 – Víctor Romanowski (DNI 10077640) – 11410938 – Mariana Malvicini 27818264 – Alejandra Pavesi 13808402 – Fernanda Aguirre 24417029 – Mónica Lucia Hasenberg DNI 11286941 – Alicis Carranza DNI. 8589868 – Gloria Mariana De la Vega 28619355 – 28064325 – Miguel Giuliani  7805325 – Esther Bertani 4455028 – 11428337 – Adriana Musitano DNI 10544880 – María Marcela Del Milagro Sosa. D.N.I. 16744057 – Edgardo Castro DNI 8469034 – Edith Margulis 3870028 – 14744236 – Mirtha lLischetti – Diana Alicia Jerusalinsky  5711817 – María Cristina Manaut D.N.I.5.618.327 – Silvia Español – Jorge Aliaga 13199104 – Juan Martín Romero 41558061 – María Magdalena Tosoni 17417545 – 4856710 – Nancy Mabel Rozzio – Carlos Alberto Flores. dni 22432439 – Adela roxana molina 20613486 – Jorge Saúl Aronzon – Rodríguez Camila 24349770 – 13387921 – María del Carmen Mazzeo – Gabriel Edgardo Sanz 25385616 – Niemiz María del carmen 16719684 – Adriana  Isabel Martín – Antonio Mario Duarte DNI 11811677 – Cristina Ester Urquiza 11453511 – 13044170 – Angel Emilio Garay. DNI 10.936.688 – Elizabeth M Bossana 14528412 – Claudia Andrea Allegri 22201036 – Mónica García – Guillermo Claro 11838187 – Luciana Peresini DNI 27672927 – Ernesto D’Orio 14284501 – Silkrrizo@gmail.com – Mónica Tacca – Adriana Isabel Neme DNI 11012248 – 12668814 – Nidia Graciela Fernandez – Cristina González – María Cristina Palmiero  DNI: 50!7387 – Claudio A. Rappenecker  DNI 18409413 – EMILIO BERNINI – Adolfo «pancho» Cabral/ DNI: 6723758 – Elina Nora Dabas – Néstor Carlos Ravazzoli Dani 10900268 – PUCHETA MARTA  ELENA  DNI 5325098 – Sebastián Salgado periodista – Lucia Alba 28283391 – 34088105 – José Vidal 12994739 – Favio Shifres 17068192 – Silvia graciela diaz. DNI  10499757 – 24146506 – Adriana Carrasco DNI 16580289 – Rosa Bologna  DNI 13587700 – 16348329 – 32495393 – Ricardo Krakobsky – Cecilia Salim 10090599 – Rofolfo pugliese dni 11850078 – 17531360 – BASILIO CHALAK 7741237 – 4645711 – Marcelo Acosta DNI 16.152.496 – 16580416 – Claudia Edit Groisman – Maria Alejandra Veglio – Raúl Gabioud 18832959 – Ana Beatriz  Ammann 5902872 – Marcelo Baron 13368816 – Horacio Juan Quiroga – Lidia Suarez DNI 03679685 – Sandra Ballesteros – Andrés Kesselman, DNI 27.636.431 – Maria Cristina Burgin 44577278 – EDUARDO LINBERG 4518430 – Alejandro Malowicki DNI 4435530 – 26868223 – Romina Carballo 27032877 – Viviana Elina Martin 10824518 – Martin Glozman 27183583 – Maria Alejandra Morcillo – Luis Sanfelippo – 21822348 – Estela Rosario Tabasco – 4618857 – Rosa De Sanctis – Doc. 5745477 – Beatriz Alem 11160970 – 23146695 – Sonia Mabel Amaya Dni 17772051 – 32267206 – Cecilia Raquel Rosa – Carlos Roberto Quiroga  DNI 11500663 – 16469133 – Rodolfo Martín- DNI 11.11.186.100 – Carlos Brigo – Julio Carlos Jardel – Norma Albina Méndez 6374837 – Fabio Asnes 18308262 – Virginia Judith Wolos – CAMILA BEATRIZ CUSCE 3290325 – Hector Poggiese  7711895 – Luisa valmaggia 12849233 – Luis Alejo BALESTRI DNI 5527688 – 10770948 – 26791611 – Gustavo Samuel Vaca 16678882 – Carlos Zaffarana  11396345 – Sergio Peralta 13842635 – Delia Ferreyra  6.258.178 – Lilian Picone 10445278 – María Cecilia Martini – Rodrigo Quiroga – Fortunato Mallimaci DNI 8188311 – Claudia B Perelman 10810917 – Mariángeles cuellas – Horacio Mario Ramon Banega 16645052 – Florencis Menseguez  16906990 – Anouk Ailen Zarate – Patricia Ruiz Moreno Dni 13043247 – Maria Silvia Ojeda DNI 11928961 – 12918816 – 16469306 – Jose Luis Zerillo DNI 22.915.532 – 22020226 – Maira Domínguez (39524712) – Pablo Gustavo Reale 14866932 – 30843083 – 17245538 – Clara Gagliano 33380940 – Monica Patricia Coronel – Marcelo Ades 7691243 – Alfredo Miguel Bruno  22004632 – JulioZuberman 4528462dni – Marcelo Antonio nasuti 22578265 – Carlos César Navarro – DNI14456368 – Hernan Pablo Khourian 23006043 – Zulema Bloch 5248860 – Viviana Fernandez DNI 16158021 – 18285443 – 14473068 – Musso Alberto. 5070447 – Carmen Sanchez Blanco 95061865 – Horacio Wenceslao Cordoba  16017073 – fiorella nasuti 45819109 – 13508788 – Dante Eduardo Tripicchio – Moreno María 6227818 – ALEJANDRO FERNANDEZ MOUJAN 10562490 – Cecilia eva echaide 32457269 – MÓNICA CRISTINA DISTEFANO  22654427 – Alejandro del Carril  20493513 – Sergio José López Persico  6043301 – Emilio Pedro Portorrico 8236728 – Adriana Imperatore – Maria Rosa Diaz DNI 10246898 – Jorge Bragulat – 8538995 – Ana etlis – Patricia Maria Encina Arismendi DNI 12733394 – Nelson Agostini – Ciminelli Maria Constanza 27.382.955 – Alejandro Oscar Sanz – Monica Beatriz Nazar 11974363 – Cecilia Trosman – María del Rosario Sarmiento – Beatriz Faerman – Claudia Lydia finamore 16948033 – Bernardo Furman 12277358 – Miriam Ruth Bechinsky D.N.I: 11054059 – Adela Waldfogiel – Florencia Difilippo – roxana elizabeth juarez 256037926 – María del Rosario Camors 11415296 – Graciela Ines Petroni 11371313 – Gustavo Daniel Albornoz. DNI 21670143 – Paula Susana Alfieri, DNI:22666693 – 27-27955157-0 – Eugenia Ines Torres Cortes dni: 22443520 – Ramon Canalis   4593146 – Maby Sosa – Carmen Guarini  10892233 – Monica Santino DNi 17201462 – Cuadro lucas 29201685 – Sandra Zapatero 14563671 – Silvia Gorenstein -10346536 – Armando Horcajo. DNI 13573582 – Pablo Mario Aciar – Jorge Mario Zajac  DNI. 7670264 – Jorge Eduardo Guardia 11681672 – 14271450 – Gabriela Boron – Marta Argüello  10201280 – Leonardo Montaña 26429354- Esteban Zoppi – María Cristina de la Cueva 5208068 – Norma Ferrara – Rubén Zárate dni 16021706 – Graciela Ines Treber DNI 12872980 – Enzo Gabriel Andragñez 39089063 – Maria Leonor Pepe DNI 12767751 – Ana Marta Dobry 10462224 – Victoria  carosella   93.695246 – Alejandro Curino 14005173 – Sandra Auladell DNI 21.587.168 – Shirley Gretel Roberts  14969193 – Luis Esteban Caro Zottola 28212023 – Ricardo De Gesus 16911909 – José Paruelo – 14101081 – 17245955 – Mónica Beatriz Amaré 10333147 – Gladys Zalazar 14885419 – Alberto Castro – Fernando Álvarez DNI 11287388 – Roberto Fontan 5219994 – Roberto Pera 10795864 – Irene norma Enrique – Alejandro Ricardo Carrizo 10441527 – 14569544 – Abrego María Estela DNI 11165061 – Delfor Augusto Brizuela- 14273636 – wtecarg@gmail.com – 11862854 – 5799211 – Silvina Maule 24394949 – Zulema Bloch 5248860 – Nelson Alberto Agostini  DNI 16.911.641 – Maria cristina felippo dni 5472763 – Patricio Adrian Brodsky  / 14.820.314 – Lucila Gallino DNI 21962595 – Miguel Antonio D’Astolfo 4435609 – 18519901 – Mónica Alejandra Costas DNI 14248849 – Fabián. Marcelo Guerra 14425245 – 17137093 – 10691124 – 7699578 – 4528839 – 26065407 – Guillermo Arturo RIOFRÍO,7932203 – Graciela Jacob 4208921 – Pamela Dávila Falconí – Mónica Cecilia Astrada 12245861 – Bestriz Juana Alderete DNI 3730133 – 94884001 – 23108248 – Ilsa Rubio – Silvana Rosner. – 11.811.452 – 32703563 – Guillermo Claudio Belascoain DNI: 13.143.196 – Luciano Orden – Elizabeth Day DNI 18050675 – Nicolas Anival de la Vega 10781352 – Ricardo Carbonell – Elda Irma Bologns DNI 6392637 – Y siguen las firmas…

LAS TRES DIMENSIONES DE LOS DERECHOS DE EXPORTACION EN LA POLITICA AGRARIA

POR JAVIER PRECIADO PATIÑO [1]

Más allá de las medidas políticas puntuales que se puedan tomar respecto de la actividad agropecuaria, hay tres cuestiones que son determinantes para el resultado del productor rural –especialmente el agrícola– y que terminan siendo lo más relevante como política agraria: el tipo de cambio, los derechos de exportación y la agilidad del mercado exportador. A estos tres, en esta coyuntura se ha sumado la brecha entre el dólar oficial y los financieros. Es decir que la política agraria está básicamente determinada por variables macroeconómicas que son incumbencias del Ministerio de Economía.

En esta ocasión, la intención es analizar la cuestión de los Derechos de Exportación (D.Ex.) como herramientas de política agropecuaria, destacando una dimensión, tal vez la menos valorada, pero que es parte sustancial de una Política General de Desarrollo Industrial y de agregado de valor con trabajo argentino. Las tres dimensiones a las que me refiero son:

  1. LA RECAUDATORIA: LOS D.EX. COMO GENERADORES DE RECURSOS PARA EL FISCO.
  2. LA DESACOPLADORA: LOS D.EX. PARA MORIGERAR EL EFECTO DE LA PARIDAD DE EXPORTACION EN EL PRECIO DE LOS ALIMENTOS PARA EL MERCADO INTERNO.
  3. LA INDUSTRIALIZADORA: LOS D.EX. COMO HERRAMIENTA PARA ESTIMULAR LA TRANSFORMACION DE LAS MATERIAS PRIMAS EN PRODUCTOS DE MAYOR VALOR AGREGADO.

En la cuestión recaudatoria, el impacto de los D.Ex. como contribución a la masa fiscal depende del volumen de las exportaciones –que a su vez depende de la magnitud de las cosechas–, del valor unitario de los granos y de la alícuota con la que están gravados. A partir del 10 de diciembre de 2019 se mantuvo con leves cambios el esquema heredado de setiembre de 2018, con la soja y sus subproductos en 33% o 31% del valor F.O.B. de exportación y los principales cereales –trigo, maíz, cebada y sorgo– en 12%. En tanto para productos de las economías regionales, las alícuotas se redujeron al 7%, al 5% o directamente se eliminaron. De tal manera que, por alícuota, el principal contribuyente son el complejo soja –un tercio del valor F.O.B. va a las arcas fiscales– y el maíz y el trigo que, aunque con una alícuota casi dos tercios menor, compensan por el gran volumen de las exportaciones –40 millones de toneladas en el caso del maíz, y 15 en el caso del trigo en este 2022.

Con la suba de los precios internacionales en 2021 y su explosión a partir de la invasión rusa a Ucrania, los precios alcanzaron altos niveles, y los ingresos por DEx al fisco en 2022 –enero a noviembre– suman más de 11.200 millones de dólares, marcando un nuevo récord. Respecto de la recaudación, los D.Ex. representan el 8,1% de la masa recaudada. En el cuadro se puede apreciar cómo la decisión del gobierno de Cambiemos de eliminar los D.Ex. excepto para el complejo soja –al cual se lo dejó con un arancel de 30%– impactó en la recaudación hasta 2019, donde se sintió el impacto de su reimposición en setiembre de 2018. Si 2020 muestra una baja es debido al fuerte adelantamiento de registros de exportación que hubo entre las P.A.S.O. –agosto de 2019– y la asunción de nuestro gobierno –diciembre de 2019.

La segunda dimensión de los D.Ex. es el desacople que producen entre los precios internacionales y los precios domésticos, ya que el productor recibe el precio F.O.B. menos el derecho de exportación. Tomemos como ejemplo el trigo. El valor actual ronda los $60.000 por tonelada, con una alícuota del 12%. Esto quiere decir que con 0% de alícuota, su valor rondaría los $68.000 por tonelada. Estos $8.000 de diferencia son la consecuencia de la aplicación de los D.Ex. Sin embargo, siguiendo con el ejemplo de la cadena de trigo, considerando que el pan francés ronda los 400 pesos por kilo, la aplicación de D.Ex. en un nivel de 12% significa pasar de una incidencia de 17% a otra de 15%, es decir 2 puntos porcentuales, subiendo 12 puntos el arancel. Incluso si el arancel se llevara al mismo nivel que el de la soja (33%), el valor teórico del trigo sería de $46.700, con lo cual su relación con el precio del pan sería de 11%. O sea que aumentando 33 puntos el arancel de exportación, el impacto sobre el precio del pan caería 6 puntos porcentuales. Es decir, la idea de utilizar los D.Ex. para desacoplar precios internos de externos parece no ser la herramienta más efectiva, dado que evidentemente en el precio de los alimentos hay componentes que gravitan más que la materia prima.

La tercera dimensión de los D.Ex. es la que debería ser analizada en profundidad, con el fin de promover la industrialización de las materias primas agrícolas en origen, generando empleo, desarrollando la comunidad, aumentando el valor unitario de las exportaciones argentinas y generando más divisas para el país. Naturalmente, por las mismas razones, los países importadores privilegian el abastecimiento de materias primas para su posterior transformación fronteras adentro, aplicando mayores aranceles aduaneros a los productos elaborados que a la materia prima. De ahí que el diferencial arancelario en nuestro país, a favor de los productos de primera o segunda transformación, sea una medida en espejo de lo que acontece con nuestros compradores.

En el gráfico vemos cómo a partir de 2016, contra un significativo incremento en las exportaciones de trigo pan, la industria molinera no pudo evolucionar de la misma manera, representando sus ventas al exterior no más del 4% de lo exportado como materia prima. En sentido inverso, gracias a una agresiva política económica, Turquía, que se ubica entre los principales importadores de trigo en el mundo, resulta ser el primer exportador de harina, llegando no solo a los mercados de proximidad (Irak, Yemen), sino incluso al África (Angola) o Sudamérica (Venezuela).

Si bien en el caso argentino existen diversos factores que afectan la competitividad de la industria molinera, la política debería reexaminar la cuestión de los diferenciales de los derechos de exportación, con el fin de mejorar las capacidades de generación de divisas –la industria molinera estaría en condiciones de procesar el doble del trigo de lo que procesa actualmente– y contribuir a incrementar la industrialización de la ruralidad. Este reexamen involucra muchas posibilidades, comenzando por la ampliación del diferencial –en definitiva, por tonelada paga casi lo mismo el trigo que la harina, expresado en dólares– o implementando la eliminación de los D.Ex. para la exportación incremental, es decir, para aquellas ventas externas que superen un promedio histórico.

También se debe destacar que la Industria Molinera, al igual que muchas otras en la cadena agropecuaria, es 100% propiedad de argentinos: no se ha transnacionalizado, y se encuentra desplegada en el interior profundo de nuestro territorio. Lo dicho para el trigo es aplicable para otras cadenas que agregan valor, como los derivados del maíz y por supuesto las carnes, empezando por la avícola y la porcina, que multiplican el valor de la tonelada exportada y están conformadas por empresas de capitales nacionales.

[1] Javier Preciado Patiño es Ingeniero Agrónomo, Ex-Subsecretario de Mercados Agropecuarios del Ministerio de Economía de la Nación.

FUENTE: Revista «MOVIMIENTO» – Diciembre de 2022

«¡POLITICA, NO!». Y, ENTONCES, ¿QUE?

RAUL RICARDO ALFONSIN, DIEGO ARMANDO MARADONA Y LA COPA DEL MUNDO OBTENIDA EN MEXICO 1986

ESCRIBE JORGE HALPERIN

“¡Política, no!”, dan a entender los campeones mundiales, que se niegan a ser recibidos por el Presidente de la Nación, rompiendo una tradición de las delegaciones campeonas.

“Yo entiendo que no quieran mezclar el deporte con la política”, justifica, cometiendo el mismo error, el Jefe de Estado, a pesar de que él no es un simple dirigente partidario sino que inviste la máxima representación institucional del pueblo argentino.

“¡Política, no!”, me decían en 2019 los comerciantes del barrio cuando les pedía colocar en las vidrieras los cartelitos anunciando las charlas que organizamos a partir de ese año los Vecinos Activos de Coghlan con referentes de la sociología, el pensamiento económico y el periodismo, un programa en el que, lo admito, evitamos por un tiempo incluir referentes de partidos políticos para no ahuyentar al público.

A los campeones mundiales y a los comerciantes, y a muchos ciudadanos les parece que “¡Política, no!” los preserva de la grieta, de la “casta política” y todas sus intoxicaciones. Piensan que los posiciona en una neutralidad sabia, lejos de cualquier sospecha que proyectan sobre los dirigentes partidarios.

EL DICTADOR JORGE RAFAEL VIDELA CON SU CLASICO GESTO, SALUDANDO A LA MULTITUD POR LA OBTENCION DEL TITULO MUNDIAL EN EL AÑO 1978

“¡Políticos, no!”, ordenó en 1976 la enésima dictadura argentina, -la peor de todas-, que sólo persiguió, como las otras, a políticos del campo popular, y que también proclamó “Libros, no”; “Militantes, no”; “Gremialistas, no” e “Intelectuales, no”.

¿Por qué cíclicamente se nos instala la proclama que simula expulsar la actividad política –cosa que no hace en los hechos porque es imposible-, persuadiendo de que las relaciones sociales se volverán así más transparentes?

¿Cómo se gestiona la sociedad si no es por medio de políticas? ¿Cómo se elige a los gestores si no se discuten sus proyectos?¿Cómo mejorar el bien común si optamos por desentendernos de lo que hacen los gobernantes y la oposición? En definitiva, ¿a quién le sirve que las mayorías repudien a los políticos y se desentiendan de la Res-Pública?

De hecho, no existe semejante apatía porque formamos parte de una sociedad con alto nivel de movilización, y porque, aún cuando en algunos comicios aparezca un aumento del ausentismo, la proporción de los que votan es claramente mayoritaria. Podrían decir que en muchos casos eso se debe a que no votar les podría causar problemas legales, pero no da la impresión de que las mayorías carezcan de opiniones cuando los consultan.

Cualquiera que se detenga un momento a meditar sobre el funcionamiento de una sociedad, las instituciones de la democracia y sus rituales, llega fácilmente a entender que “¡Política, no!” es una suprema burrada, pero nada inocente.

¿Cómo fue, entonces, que se naturalizó semejante proclama?

Dirán fue/es el resultado de la decepción colectiva sobre quienes administran los asuntos públicos, el cansancio, las promesas que terminan en frustraciones, el mal olor del marketing político, la demagogia, la idea admitida por algunos políticos de que “Si decía lo que iba a hacer no me votaban”, el pesimísmo, en buena parte inyectado, para concluir amárgamente que “Son todos iguales”.

JORGE RAFAEL VIDELA, DANIEL ALBERTO PASSARELLA Y LA ADIDAS TANGO, PELOTA OFICIAL DEL CAMPEONATO MUNDIAL DE 1978

Llamatívamente, son la derecha y la ultraderecha las que agitan “¡Política, no!”, justamente cuando ellas partidizan toda acción para bloquear las iniciativas del gobierno en el Congreso y aplaudir al Partido Judicial que hace lo mismo.

“¡Política, no!” se escucha con más fuerza justo cuando los poderes corporativos (grupos económicos, medios dominantes, sectores del Poder Judicial, embajadas) estrangulan a la clase política y le imponen cada vez más su agenda.

FINALMENTE, IDENTIFICAMOS A LA USINA PRODUCTORA DE LA PROCLAMA «¡POLITICA, NO!». Y ESTA EN LA VEREDA DE ENFRENTE DEL CIUDADANO COMUN Y SUS INTERESES.

FUENTE: pagina12.com.ar

EL MINUTO FATAL

POR JORGE RENDON VASQUEZ

Entre 1944 y 1972 se publicaba en Buenos Aires la Revista «Rico Tipo» de Guillermo Divito. Era de humor porteño, con tiras cómicas,  viñetas e historias breves sobre el Buenos Aires en camiseta, como  se titulaba una historieta debida a la pluma de Alejandro del Prado, “Calé”, estratégicamente exentas de crítica política, aunque jugosas de amenidad popular. Reunió los mejores dibujantes e historietistas de entonces, y tiraba varios cientos de miles de  ejemplares. Creo que con Rico Tipo Buenos Aires reafirmó esa manera de ser de su gente tan histriónicamente irónica en el diálogo. Las mentes más conservadoras fueron heridas de muerte  por las despampanantes chicas de Divito, decoradas con cortísimos  bikinis y coronadas como reinas imprescindibles de Mar del Plata.  Desde que esta revista saliera y por unos diez años fue muy raro el ejemplar que yo no leyera. Sus números se sumaban como  razones que me invitaban a conocer a esos tipos humanos y al país  que los albergaba, al que sentí, después, también como mío. Cada  vez que visito Buenos Aires me doy una vuelta por las librerías de viejo, como muchos porteños de tiempos más recientes, buscando  ejemplares de esa inolvidable historia de la vida íntima de esta  ciudad. 

Una de las historietas de Rico Tipo tenía por título El minuto fatal. Su autor era Adolfo Mazzone. Se componía sólo de dos cuadros: en el primero se mostraba una desgracia, un  contratiempo o una situación embarazosa, con caracteres ridículos, pero hilarantes; y en el segundo, el momento en que se tomaba la errónea decisión que debía conducir a aquellos. Eran situaciones que podían pasarle a cualquiera. Algún tiempo después esa expresión se incorporó al habla popular y a la otra. 

Hace unos días, me acordé de una historia real que por el súbito desenlace podría entrar en la categoría del tema de esa historieta. Sucedió así: 

Era una pareja bien avenida. Ambos estaban sobre los cuarenta años. Ella, linda, aunque entrando ya en el camino irrevocable de las carnes, se ocupaba de los asuntos del hogar. Él trabajaba como empleado en una empresa de importaciones con un sueldo interesante que les permitía una vida desahogada y disponer de un departamento a punto de ser liberado de una hipoteca de quince años. Sus dos hijos cursaban los primeros años en la universidad.  Por supuesto, coincidían en todo. Al retornar del trabajo, él le contaba las incidencias del día, y ella lo esperaba con los chimentos del barrio y los que había podido capturar, hablando con sus amigas, por lo general, por teléfono. 

En una de esas, la mujer comenzó a insinuar al marido que era ya tiempo de salir de la rutina hogareña y que, como acontecía con algunas de sus amigas, debían pensar en un viaje a Miami, por ejemplo. En los primeros momentos, el marido lo tomó como otra  habladuría banal y no le hizo caso. Pero, al cabo de una semana, ella volvió al ataque y, entonces, él tuvo que darle la única respuesta que correspondía: les era imposible siquiera pensar en eso por la sencilla razón de que su sueldo estaba íntegramente destinado a las obligaciones del hogar. 

Pasó otra semana, y ella reanudó su campaña, esta vez con un argumento de respaldo: hacía ya varios años que él ganaba el mismo sueldo y que, no siendo eso nada justo, debía pedir un  aumento. El marido la miró sorprendido y, tras meditar un momento, le respondió que la empresa no estaba en condiciones de dárselo. La réplica le vino como un alud de argumentos entre los cuales estaba el conformismo del marido. Él farfulló algo y siguió  con un alegato que hizo hincapié en la pereza como el origen de los malos pensamientos. La mujer entendió y contraatacó con una imparable retahíla de frases.  

Y, así, la vida de este apacible y ejemplar matrimonio comenzó a descomponerse. 

El marido habló, sin embargo, con su jefe inmediato para pedirle un aumento de sueldo. La respuesta fue nada alentadora: de él no dependía, pero haría la gestión, aunque creía que, no siendo buena la situación de la empresa, tendrían que pensarlo mucho; y le hizo  la confidencia de que estaban por reducir personal.  

Esto último sí fue cierto. Al comenzar el mes siguiente el jefe de personal dio curso al despido de quince trabajadores, entre los cuales estaba nuestro correcto y eficiente empleado. 

La esposa protestó, increpando a su marido su negligencia y falta de visión. Él, más pragmáticamente, comprendió que sería suicida perder tiempo y que debía buscar de inmediato otro empleo. Mientras tanto vivirían de los beneficios sociales recibidos. 

La suerte lo acompañó en una de sus salidas. Dos meses después lo llamó una empresa de la competencia, le hizo algunas preguntas y, evaluando los conocimientos que había acumulado en su anterior empleo, lo contrató con un sueldo mayor. Sería agente viajero en todo el país. Aunque acostumbrado al trabajo sedentario, tuvo que resignarse a la movilidad permanente en avión, autobús, a caballo y a pie, y a pernoctar en hoteles de tres,  dos, una o ninguna estrella. Por fortuna, su mujer suspendió sus precedentes exigencias, sin dejar no obstante de observar la nueva situación de su marido, buscando un agujero por donde filtrarse y  reanudar su ofensiva. 

Y así transcurrió un año, durante el cual él sólo estuvo en casa los fines de semana y, a veces, dos o tres días cada quincena. Probablemente nunca se hubiera alterado la tranquila y confiada existencia de esta pareja de no haber sido por la intervención de las amigas íntimas de la mujer, esas enemigas públicas de la armonía conyugal, cuya acuciosidad y rapidez para informarse o desinformar podría competir con cualquier eficiente red de inteligencia y espionaje. 

Una de ellas llamó por teléfono a la mujer y, luego de algunos circunloquios introductorios, le soltó el chimento: una amiga le había contado que otra amiga había visto a su marido entrando a un hotel de Mar del Plata con una rubia que se deshacía en mimos.  La mujer se quedó muda, a tal punto que su interlocutora tuvo que preguntar si todavía estaba en la línea. 

Cuando el marido retornó al hogar, cuatro días después, la mujer le espetó sin ningún preámbulo: 

—¡Fuera! ¡Te vas de la casa! 

El marido contempló a la mujer, entre estupefacto y colérico. Y,  sin responderle, abrió la puerta y salió. 

Fue el minuto fatal de la mujer. 

El marido no volvió. 

Le conté esta historia a una prima mía, bastante desinhibida y algo guasa, y titular de un matrimonio feliz, en una reunión de parientes y amigos, y terminé preguntándole: 

—¿Qué hubieras hecho vos en el caso de la mujer? —Yo —me respondió sin vacilar—, me hubiera hecho la otaria. Como proseguí interrogándola con la mirada, añadió: —Pero, por lo menos le hubiera arañado la cara. 

Este fue, sin duda, el consejo que sus amigas íntimas no le dieron a la apresurada mujer de la historia para dejar atrás una de las turbulencias que suelen sacudir a un matrimonio.

«EL EXITO CONSISTE EN HABER SABIDO SATISFACER LAS EXPECTATIVAS»

LISANDRO DE LA TORRE (ROSARIO 1868 – BUENOS AIRES 1939)

QUE EL AÑO 2023 NOS ENCUENTRE EN EL CAMINO DEL PROGRESO Y LA JUSTICIA SOCIAL

QUE TRIUNFE UNA VERDADERA DEMOCRACIA QUE PUEDA DAR RESPUESTA A LOS DESIGNIOS DE LA PATRIA GRANDE, JUNTO A LOS PUEBLOS DE LATINOAMERICA Y DEL MUNDO, QUE LUCHAN POR TENER REPRESENTACION Y PODER POLITICO-ECONOMICO, PARA LLEVAR A CABO LAS TRANSFORMACIONES NECESARIAS Y TERMINAR CON LA ENTREGA DE LOS RECURSOS NATURALES AL PODER TRANSNACIONAL

SALUDAMOS A NUESTROS LECTORES EN ESTA CELEBRACION QUE SE ACERCA, Y DESDE «De puño y letra» LES DESEAMOS UN PROSPERO Y FELIZ AÑO PARA ESTE 2023…

GRAN CONCENTRACION POPULAR EN EL OBELISCO DE LA CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES, PARA RECIBIR A LA SELECCION NACIONAL DEL FUTBOL ARGENTINO QUE LOGRO EL CAMPEONATO MUNDIAL EN QATAR 2022
VISTA DE LA AVENIDA 9 DE JULIO -MARTES 20 DE DICIEMBRE DE 2022-

ASTILLERO RIO SANTIAGO Y EL ROL DEL ESTADO COMO ARMADOR

ESCRIBE FABIAN LUGARINI

En Junio de 1953, el Presidente Juan Domingo Perón creó por Decreto N° 10.627 los Astilleros y Fábricas Navales del Estado (A.F.N.E.), integrados por la Fábrica Naval de Explosivos Azul y el Astillero Río Santiago, el cual contaba con talleres de calderería, herrería, mecánica, cobrería, electricidad y galvanoplastia, así como carpintería de ribera y pinturería. La creación de Astillero Río Santiago estuvo dada en el contexto del Segundo Plan Quinquenal y del Proceso de Industrialización por Sustitución de Importaciones del Gobierno Peronista, teniendo como objetivo específico, en base a consideraciones geopolíticas, suplantar la necesidad de abastecimiento externo de buques y materiales para el funcionamiento de la Marina Mercante y de la Armada Argentina.

En Diciembre de 1953, Astillero Río Santiago inició la construcción de la nave insignia de la Armada Argentina, la Fragata «Libertad«, la cual fue botada en abril de 1956. Entre los años 1960 y 1961 el presidente Frondizi aprobó un plan de renovación y expansión de las flotas de buques de las empresas estatales, incluyendo la creación de la Empresa Líneas Marítimas Argentinas (E.L.M.A.) que, junto con Yacimientos Petrolíferos Fiscales, la Armada Argentina, Yacimientos Carboníferos Fiscales y la Empresa Flota Fluvial del Estado Argentino, se consolidaron como los principales clientes de Astillero Río Santiago. A lo largo de la década del 60, Astillero Río Santiago realizó significativas inversiones en equipamiento, infraestructura y capacitación de mano de obra, presentando resultados operativos positivos en base a la demanda de las empresas estatales –E.L.M.A. representaba el 25% de la flota mercante argentina, en tanto que la flota de Y.P.F. ascendía al 15% de la marina mercante nacional.

En la década del 70, Astillero Río Santiago –el cual ya era el astillero más grande de América Latina– experimentó un proceso de expansión y diversificación en su producción, llegando a producir motores para buques con licencia Sulzer y Fiat, material ferroviario –locotractoras, bogies y cruces de rieles– y turbinas para centrales termoeléctricas, así como componentes para la Central Nuclear Embalse. En ese periodo, la planta de personal alcanzó los 5.500 empleados, mientras que, por su actividad, llegó a haber 3.000 trabajadores afectados a la producción directa empleados por distintas empresas subcontratistas.

Asimismo, entre los años 1970 y 1990 Astillero Río Santiago incorporó tecnología de punta, particularmente en el área de buques militares con la construcción del destructor misilístico tipo 42 Santísima Trinidad, gemelo del destructor Hércules realizado en el Reino Unido, así como las corbetas multipropósito MEKO 140, bajo licencia del astillero alemán Blohm+Voss. Durante este período, el 75% de los contratos del Estado Nacional era asignado a Astillero Río Santiago –el 88% de las construcciones para la Armada Argentina, el 70% de las construcciones para ELMA y el 59% de las construcciones para YPF. Los buques construidos en Astillero Río Santiago entre 1970 y 1990 incluyeron:

  • un reefer de 3.048 toneladas para un armador privado (1970);
  • ocho cargueros de 10.700 toneladas para ELMA (1970-1974);
  • dos graneleros de 23.700 toneladas para ELMA (1976-1977);
  • dos petroleros de 60.000 toneladas para YPF (1978-1980);
  • cinco cargueros multipropósito de 14.930 toneladas para ELMA (1978-1980);
  • el destructor misílistico Santísima Trinidad (1981);
  • dos cargueros de ultramar de 13.800 toneladas para armadores privados (1981-1982);
  • dos petroleros de 58.624 toneladas para YPF (1982-1983), los últimos buques pedidos para la flota de YPF;
  • cuatro corbetas multipropósito tipo MEKO 140 (1985-1990);
  • dos portacontenedores de 24.500 toneladas para ELMA (1987-1988), los últimos buques destinados a ELMA.

Entre los años 1990 y 1993, con el objetivo de “Ordenar y Sanear la Empresa”, el Poder Ejecutivo redujo en un 60% la planta de trabajadores en Astillero Río Santiago. En 1991, la Ley N° 24.045 declaró a Astillero Río Santiago “sujeto a privatización”. En 1993 el gobierno debió desistir de privatizar Astillero Río Santiago ante la resistencia de sus trabajadores, y lo transfirió a la provincia de Buenos Aires mediante el Decreto 1787. En este traspaso, le sustrajeron al astillero la mitad de su predio, que pasó a formar parte de la nueva Zona Franca La Plata.

A lo largo de la década del 90, Astillero Río Santiago vio significativamente mermada su actividad, como consecuencia de la desregulación del transporte marítimo y la apertura para importación de buques nuevos y usados implementada por el gobierno. A pesar de estos obstáculos, en marzo de 1997 fue botado el petrolero de 35.740 toneladas Ona Tridente para el armador privado Trans Ona. En julio de 2001 se botó la quinta corbeta tipo MEKO 140, Robinson. Entre 2001 y 2008 se construyeron cinco graneleros de 27.000 toneladas para la empresa alemana Wilhelm Finance. En mayo de 2004, Astillero Río Santiago entregó la sexta y última corbeta MEKO 140 Gómez Roca a la Armada Argentina.

En Agosto de 2004, el presidente Néstor Kirchner promulgó el Decreto N° 1010, cuyo objetivo era revertir la desregulación del transporte marítimo instrumentada en los años 90, apuntando a recuperar el nivel de actividad de la industria naval nacional. En Septiembre de 2006 se lanzó el Primer Plan Quinquenal de Astillero Río Santiago y las bases para la industria naval nacional, en aras de utilizar a pleno la capacidad instalada, construyendo desde petroleros doble casco para PDVSA, así como plataformas petroleras offshore para Petrobras, hasta buques patrulleros para la Armada Argentina. En enero de 2008, Astillero Río Santiago inició la construcción, para PDVSA, del petrolero doble casco Eva Perón, con un porte bruto de 47.000 toneladas –el buque doble casco más grande construido en Argentina en los últimos treinta años. En junio de 2009, Argentina adquirió por tres millones de dólares la licencia del astillero alemán Fassmer para construir cinco buques patrulleros oceánicos OPV-80 en Astillero Río Santiago. Sin embargo, este proyecto se truncó. Al mismo tiempo, Chile y Colombia construyeron en sus astilleros estatales ocho de estos buques bajo licencia Fassmer. En octubre de 2012, Astillero Río Santiago inició la construcción para PDVSA del petrolero doble casco Juana Azurduy, con un porte bruto de 47.000 toneladas. En abril de 2014, Astillero Río Santiago firmó un contrato para la adquisición del Centro de Mecanizado PAMA, destinado a la fabricación en serie de aerogeneradores de alta potencia. En noviembre de 2015, la Armada Argentina encargó a Astillero Río Santiago la construcción de dos Lanchas de Instrucción de Cadetes de la Armada (LICA), las cuales fueron diseñadas por personal de Astillero Río Santiago en el año 2014. La primera de ellas, Ciudad de Ensenada, fue botada en octubre de 2021, y la segunda, Ciudad de Berisso, en marzo de 2022. En marzo de 2016 fue entregada una compuerta de toma de la represa binacional de Salto Grande. La estructura de 85 toneladas de acero fue fabricada íntegramente en los talleres de Mecánica del Astillero Río Santiago.

Lo descrito demuestra la capacidad instalada, la trayectoria y la idoneidad del personal de Astillero Río Santiago, así como su disponibilidad ante toda orden de construcción. Lamentablemente, a partir del año 2015 el Estado Nacional inició una serie de adquisiciones millonarias de buques en el exterior, sin tomar en cuenta la capacidad de construcción de los astilleros nacionales en general, ni de Astillero Río Santiago en particular. La compra de buques en el exterior incluyó:

  • el buque oceanográfico Víctor Angelescu de 53 metros de eslora, encargado en octubre de 2015 al astillero español Armon Vigo y por el cual se pagaron 27 millones de dólares –Chile construyó en el astillero estatal ASMAR su propio buque oceanográfico Cabo de Hornos, de 74 metros de eslora–;
  • cuatro lanchas patrulleras israelíes clase Shaldag encargadas en enero de 2017, por las cuales se pagaron 49 millones de dólares, cuando buques de similares características podrían haber sido construidos en Astillero Río Santiago por menos del 50% de ese valor;
  • cuatro buques patrulleros oceánicos –uno de ellos con siete años de antigüedad– encargados al Naval Group de Francia en junio de 2018 y por los que se pagaron 330 millones de dólares, incumpliendo con la Ley 27.437 de Compre Argentino y el artículo 15 de la Ley 27.418 de Industria Naval, ya que Astillero Río Santiago podía construir el Buque Oceánico Multipropósito (BOM-85) de diseño íntegramente local y a un costo 60% menor de lo pagado al astillero estatal francés;
  • el buque oceanográfico Mar Argentino de 36 metros de eslora, entregado en noviembre de 2020 por el astillero español Armon Vigo y por el cual se pagaron 7 millones de dólares.

En un contexto en el que necesitábamos desesperadamente divisas para sostener la importación de insumos industriales esenciales, el Estado Nacional destinó 413 millones de dólares para adquirir estas unidades en astilleros extranjeros, en lugar de implementar una estrategia nacional de construcción naval como política de Estado para la renovación y el mantenimiento de la Armada, la Prefectura Naval y el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero, de manera tal de propiciar una demanda estable para la industria naval nacional con un direccionamiento estratégico que permitiera efectuar una planificación de mediano y largo plazo, dejando atrás la dependencia de tener que comprar buques a otros países.

Argentina cuenta con astilleros estatales –como el Astillero Río Santiago y el Complejo Industrial Naval Argentino– absolutamente capaces de construir estos buques a un costo significativamente menor. A esta posibilidad hay que sumar el ingreso fiscal que representa la construcción local de buques por la reactivación de la cadena navalpartista, el empleo de mano de obra altamente calificada y que la fabricación recurrente de unidades implica reducciones de costos y plazos en la sucesión de construcción de buques producto de la economía de escala, logrando una progresión en la curva de aprendizaje, incluyendo operación, mantenimiento y soporte logístico integral durante la vida útil de las unidades en nuestro país.

La apertura de la exploración y explotación hidrocarburífera offshore y el desarrollo del gas natural no convencional en Vaca Muerta se presentan como una oportunidad histórica única para la industria naval nacional. A principios de este siglo, Brasil se enfrentó a una oportunidad similar a partir de la exploración y desarrollo del yacimiento pre-sal en el Océano Atlántico. En ese contexto, en diciembre de 2003 el presidente Lula lanzó el Programa de Movilización de la Industria Nacional de Petróleo y Gas Natural (PROMINP) con el propósito de que la producción de petróleo y gas natural, tanto como el transporte marítimo, sirvieran como herramientas de crecimiento para la industria brasileña, creando empleos calificados y generando divisas para el país, en lugar de perderlas. En 2004 Transpetro –la subsidiaria logística de la petrolera estatal Petrobras– instrumentó el Programa de Modernización y Expansión de la Flota (PROMEF) con el objetivo de cubrir el 100% del tráfico de cabotaje y el 50% del internacional, exigiendo un 65% de integración local en la construcción de sus buques –cabe remarcar que la injerencia del gobierno brasileño fue clave en su implementación. En el año 2000, la industria naval brasileña contaba con 1.910 trabajadores, en tanto que para el año 2013 ya superaban los 82.000.

¿Qué rol asumirá ante esta situación el Estado Nacional? ¿Tomará la misma posición que el exministro de Hacienda Nicolás Dujovne, cuando vetó el Fondo de Desarrollo de la Industria Naval Nacional (FODINN), afirmando que la industria naval argentina “debería poder funcionar sin subsidios, como en el resto del mundo”? Astilleros estatales –o fuertemente subsidiados por el Estado– en todo el mundo aprovechan este tipo de coyunturas para expandirse y ser proveedores de buques de todo tipo, producto de una planificación a mediano y largo plazo, de la que Argentina carece desde hace más de 30 años.

ESPEREMOS QUE LA CLASE DIRIGENTE ARGENTINA TENGA UNA VISION CLARA RESPECTO DEL POTENCIAL GENERADOR DE PROGRESO TECNOLOGICO Y DESARROLLO INDUSTRIA QUE IMPLICA LA ACTIVIDAD DE LA CONSTRUCCION NAVAL EN NUESTRO PAIS, Y QUE SE APROVECHEN LOS RECURSOS HUMANOS Y NATURALES DE LOS QUE DISPONEMOS, PARA QUE PODAMOS VOLVER A CRECER.

FUENTE: Revista «MOVIMIENTO» – Diciembre de 2022

REPORTAJE A FABIAN ARIEL GEMELOTTI

FABIAN ARIEL GEMELOTTI JUNTO A SU PADRE, EN EL ESTADIO DE FUTBOL DE NEWELL’S OLD BOYS UBICADO EN EL PARQUE INDEPENDENCIA DE LA CIUDAD DE ROSARIO

En Octubre de este año fue publicado Las Librerías de Viejo de Rosario, un libro «raro» en la historiografía rosarina. Es el primer antecedente de libro sobre librerías de viejo de Rosario y a su vez el libro viene a aumentar la Bibliografía Rosarina con el soporte de lo oral y datos del autor salidos de su memoria.

De puño y letra: ¿Por qué el libro?

Fabián Ariel Gemelotti: Soy lector y comprador compulsivo de libros y en 2020 me dije «debo escribir sobre las librerías de viejo» y en una noche me salió de un tirón el primer capítulo. Y arme una plaqueta y la editorial Zombiamba me la publicó. La plaqueta tuvo repercusión y fui armando capítulos que fueron saliendo en plaquetas. Cuando tenía seis plaquetas hice una tirada conjunta de todos los capítulos reunidos y así salió la primera edición conjunta en seis plaquetas en Zombiamba. El libro en plaquetas circuló mucho por Rosario, pero cuando uno publica en plaquetas no llega al gran público y solamente un círculo reducido de lectores tiene acceso a los textos. Así que este año me dijo Esteban Langui que me publicaba esas plaquetas en libro. Y le dije «sí, el libro merece que circule en toda Rosario’. Y así salió en la Editorial Megafón la primera edición en formato libro.

DPL: El libro está dedicado a tu papá que falleció este año. ¿Tu padre fue una influencia grande en tu literatura?

FAG: Mi viejo era muy lector, un tipo apasionado por la literatura de aventuras y la historieta. Perder a mi padre fue un dolor muy grande, porque yo era muy apegado a él. Compartíamos muchas charlas sobre libros y cine. Todos los días pienso en él y siento que está a mi lado.

Mi viejo ha leído textos míos pero él era de los clásicos. A veces me daba vergüenza que lea mis textos eróticos y no se los daba. Una cosa que me hizo llorar es que revisando la biblioteca de mi padre al morir encontré en una caja todos mis libros ordenados y con su letra fechado cuando  lo había leído y un pequeño comentario con correcciones. Mi padre era de una cultura única, de esos tipos que saben todo. 

Me hizo reír porque de un libro mío casi pornográfico me tachó las malas palabras y puso palabras elaboradas cultas. Y el texto quedó de una hermosura que yo nunca hubiese logrado.

DPL: ¿Cuáles son tus libros preferidos y qué género lees?

FAG: Estudié Historia y como todo historiador leo todo tipo de textos históricos. Tengo mi biblioteca especializada en historiografía. Lo mío es la historia antigua y eso se nota en mis textos porque ahí están poblados de referencias a la antigüedad clásica. Uno de mis libros de cabecera es Viaje al fin de la noche de Céline. Y otro El Quijote de Cervantes. Y Veinte mil leguas de viaje submarino de Verne. Son tres libros que tengo muchas ediciones diferentes en todos los idiomas.
Amo la literatura de aventuras y el policial negro. 

DPL: Tu primer libro fue un escándalo en Rosario y fuiste muy criticado por escribir «Pornografía Barata».

FAG: En Rosario la gente es muy conservadora y se asustan si uno habla explícitamente de sexo. Ningún escritor rosarino habla de coger en sus libros. Es como que la literatura rosarina está pensada para un sector conservador con una moral rígida.  Y después tenés a los progresistas rosarinos que hablan de «LIBERTAD» y son más conservadores y puritanos que los conservadores, esa izquierda de Universidad que son los hijos de la Burguesía de la ciudad.

No me gusta mucho la literatura Argentina, soy un lector de clásicos y de la literatura norteamericana. Todo eso influye en mi forma de armar mis escritos. Si uno lee a Cervantes se da cuenta que tiene un lenguaje de la calle, era el Siglo XVII y a Cervantes no lo leía nadie porque decían que era vulgar. Cervantes muere en el anonimato con ediciones de poca tirada ignorado por la crítica literaria.

DPL: ¿Te gusta Borges?

FAG: Borges nunca escribió una novela y no me gustan los escritores que nunca escribieron una novela. Me gusta de Borges lo que significa como persona y su amor a los libros, pero como escritor no lo considero bueno.

DPL: De todos tus libros publicados si tendrías que ir a una isla desierta cuál llevarías?

FAG: Ninguno. Si tendría que ir a una isla desierta quisiera naufragar con seis mujeres, dos rubias, dos morochas y dos pelirrojas. 

DPL: Estás escribiendo una novela según la solapa de tu libro y esa novela de qué trata?

FAG: Tengo dos novelas publicadas de ciencia ficción y esta novela sigue con los mismos personajes. En una ciudad futurista un tipo tiene tres mujeres y se enamora de una cuarta. Es una excusa la novela para hablar de sexo. El personaje vive en orgías permanentes en una ciudad donde todo es miseria y suciedad.
Mis relatos y novelas y ensayos tienen mucho sexo y al que le moleste mi forma de escribir que no me lea.

DPL: Tu libro de librerías tiene pequeños relatos mezclados con lo riguroso del Ensayo y eso sorprende en la literatura moderna.

FAG: Mis libros no tienen un género definido. Puedo estar hablando de los Espartanos y ahí saltar a una orgía en Roma en el Siglo I. Soy un escritor de escritura rápida y sin metáforas. Si tengo que detenerme a pensar palabras no podría escribir textos con tantas imágenes. 
En mis libros de literatura hablo de mujeres, porque las mujeres son parte de mis libros y sin mujeres no podría vivir.

DPL: ¿Se vendieron muchos libros?

FAG: Es muy difícil vender cuando no tenés el apoyo del Estado y de los medios masivos de llegada a todas partes. Algo se vende, mis libros están en librerías. Mucho he regalado porque el rosarino es miserable y si uno le dice «SON DOS MIL PESOS» no te lo paga. Hay poca solidaridad del lector rosarino a los escritores que no tenemos acceso al gran Mercado Editorial. Pero eso no me interesa mucho, porque no escribo para ganar plata ni hacerme millonario. Los únicos escritores que hacen plata son los de auto ayuda y los de textos de difusión, eso lo que más vende y ahí está la cuestión.

DPL: Nombrame cinco autores que te gusten mucho.

FAG: Julio Verne; tengo devoción por sus libros. Emilio Salgari. Dante, Céline y Sarmiento.

Y tendría que incluir a Cervantes y unos cuantos más como el norteamericano Fante.

DPL: Veo que no te gustan los Autores Argentinos.

FAG: Ya te dije que no. La Literatura Argentina es muy rígida y conservadora. No hay grandes narradores. Rescato a Sarmiento nada más.

DPL: ¿Qué te gusta de una mujer?

FAG: Ante todo que sea rubia y que le guste mucho coger. Si es mojigata no me interesa. 

DPL: ¿Quién es Walter que aparece en tu libro?

FAG: Un gran amigo, muy culto. Lo consulto sobre ediciones y sabe de todo. Merecía estar en mi libro. Y a su vez es el personaje de una novela mía, ahí hace de malo y vendedor de merca.

DPL: ¿Y de la droga, qué pensas? 

No uso nada, no consumo nada. He consumido de muy joven, pero hace años que no tomo nada. No consumo alcohol tampoco. Me cuido mucho, me gusta estar lúcido para escribir. Es un mito lo del escritor falopero que escribe por la merca. Para escribir hay que estar muy sano y conciente y laburar mucho. 
Escribir es un laburo, no un entretenimiento.

DPL: Para finalizar, nos gustaría que nos nombre algún escritor de la ciudad que te guste en su estilo o algún libro rosarino.

FAG: Hay muchos Ensayos interesantes de Rosarinos, pero nada más. No soy poeta, no podría opinar de poesía. No voy al teatro, no me gusta. Literatos rosarinos está Taborda y Guiamet, buenos novelistas. Pero te dije que acá todo es muy Conservador. Es una ciudad muy complicada para los que escribimos otro tipo de literatura fuera del canon Literario Rosarino.

Yo soy el único escritor rosarino que habla de sexo explícitamente. No es una virtud ni una genialidad. Simplemente no hay otros escritores que les interese o puedan escribir sobre sexo y con la rapidez de mi escritura.

Mis libros quizás sean una basura para el Establishment Argentino, pero los que me critican antes de criticar deberían leer a los clásicos y después recién opinar.